miércoles. 10.08.2022
Sanidad

El ‘mercadeo’ sanitario deja sin cubrir en León 8 puestos médicos y 40 de enfermería

CC OO lamenta «la inacción» de la Junta frente a las «opas hostiles» de otras comunidades
undefined
Varios profesionales salen del Complejo Asistencial leonés. RAMIRO

La búsqueda de manos enfermeras y médicas cada vez se complica más. Con las bolsas de empleo prácticamente a cero y con parte de los profesionales a la fuga en busca de mayor estabilidad o sueldo, la situación sanitaria se ha convertido en un galimatías laboral. Por eso el cesto de los reemplazos para cubrir las vacaciones de este verano se está tejiendo con menos mimbres.

En el Hospital de León y, según los datos recabados por Comisiones Obreras, han quedado vacantes ocho puestos de licenciados especialistas en medicina intensiva (2), hematología (1), medicina nuclear (1), radiología (1), microbiología (1), psiquiatría (1) y urgencias (1), además de 40 contratos para enfermería (ya que de los 54 que quedaban y deberían estar adjudicados a 1 de julio solo se han conseguido firmar 14, según el sindicato).

El problema no es nuevo y se repite con múltiples variantes sobre todo en la época estival. Hunde sus raíces en la recesión de 2008, cuando médicos y enfermeros comenzaron a escaparon de los contratos de meses o días, porque querían estabilidad, investigar sin robar horas al sueño, pasar más tiempo con los pacientes o tener vida. Una huida que prosigue y que se notó especialmente durante la crisis de los dos últimos años, cuando el ‘mercadeo’ entre comunidades hurtó a León sabia nueva y sabia experimentada.

Sus vidas son «el negativo de los males de un sistema que dejó de cuidarlos», valora la coordinadora de la federación sanitaria de Comisiones, Rosario Godoy, quien opina que un éxodo de talentos que ha costado tanto dinero formar «es un grave síntoma de los males de un sistema de salud infradotado que colapsó ante la irrupción del covid».

Comisiones lamenta que la Junta no haga nada frente a «opas hostiles» de otras autonomías hacia los profesionales sanitarios que se llevan hasta un 40% de los recién titulados de enfermería. El sindicato recuerda que autonomías como País Vasco, Valencia o Cataluña acuden a Castilla y León a dar charlas, en las que ofrecen mejores condiciones a estos recién titulados para cubrir sus necesidades para el verano, con contratos de seis meses, con ampliación a un año y hasta tres frente a los cuatro meses de la Junta, y retribuciones de hasta 5.000 euros más.

Además, resalta que otras autonomías ofrecen los contratos desde finales de abril, y empiezan a llamar, mientras «la Junta se pone manos a la obra el 15 de junio cuanto ya se han ido todos. No aprendemos». Ante esa competencia, la dirección de Enfermería del Hospital de León se acercó este año a la Universidad para captar a licenciadas y logró 21 incorporaciones, pero en los últimos tres años más de 118 tituladas se fueron de León.

Comisiones propone equiparar todos los hospitales de la Comunidad en nivel de investigación y formación, para captar a profesionales, que no encuentran atractivos los centros donde no pueden avanzar en sus técnicas. En ese sentido, el Hospital de León apuesta por reforzar el área de investigación para ser líder y mejorar la atención a los pacientes.

CC OO incide en que hay 13 autonomías con mejores retribuciones que Castilla y León, con una diferencia de hasta 10.000 euros con la que mejor paga a sus médicos. Valora que las enfermeras sufren otra penalización, porque todavía siguen enclavadas en el grupo A2, de diplomaturas, cuando llevan diez promociones con titulación de grado, desde que entró Bolonia, lo que impacta en sus retribuciones. Médicos y enfermeros hacen una jornada de 2.304 horas anuales, con semanas dependiendo del servicio y el hospital que superan las 56 ó 60 horas semanales, por lo que exige reducir horas para mejorar la conciliación y la salud laboral de unas personas con jornada complementaria especial voluntaria de 150 horas, que «muchos ya la tienen interiorizada y la asumen como normal», por la falta de profesionales.

Las retribuciones de estos profesionales alcanzan los 1.200 a 1.500 euros mensuales y «todo lo demás son complementos, que están vinculados a la jornada laboral, es decir, a hacer guardias». Comisiones, como también viene reclamando Satse, pide que se les debe retribuir «por responsabilidad y titulación, no por dejarse la vida en su trabajo».

El ‘mercadeo’ sanitario deja sin cubrir en León 8 puestos médicos y 40 de enfermería