martes 18/1/22
                      Una de lasa naves de Mercaleón se robotizará para automatizar la gestión logística de productores y comerciantes. RAMIRO
Una de lasa naves de Mercaleón se robotizará para automatizar la gestión logística de productores y comerciantes. RAMIRO

El Mercado del Conde Luna y Mercaleón se convertirán en los ejes del nuevo proyecto financiado con fondos europeos. Los 4,2 millones de euros aprobados por el Gobierno, que se complemetarán con otros 2,1 millones de recursos propios del consistorio, servirán para reformar la plaza de abastos, con la inclusión de gastrotiendas y venta de productos locales, y convertir en mercado mayorista del municipio en un centro logístico de distribución de última milla, en el que los productores y los comerciantes podrán gestionar su stock de productos.

Dentro del presupuesto global, otros 2,3 millones de euros se irán para Mercaleón. El mercado mayorista contará al fin el almacén robotizado que se planifica desde más de cuatro años, pese a que Diez se quiso apuntar el tanto con el anuncio de que se trata de un «proyecto original». Esta nave dotada con la última tecnología permitirá que los productores puedan almacenar en este espacio sus productos, embalados y con un código QR, no sólo como espacio de aprovisionamiento sino como plataforma para la distribución agrupada con otros artículos de diferentes productores. La estrategia pasa por funcionar como un ‘Amazon’ para los productores, que aprovecharían el canal, sobre todo en el caso de los minoristas, para alcanzar con un coste menor puntos que ahora llegan, a menor escala y con condicionantes, mediante empresas de mensajería. Para su traslado, desde el origen incluso, se contará con vehículos eléctricos para reforzar la idea de última milla, en la que se reducen la contaminación del transporte.

La intervención en el mercado del Conde Luna, postergada por falta de recursos otras veces, se llevará otros 2,3 millones de euros. El presupuesto abarcará la redistribución de espacios de los puestos actuales, donde apenas hay uno de cada cuatro abiertos. Se intervendrá para poder actualizar la oferta con nuevos productos y se incluirán «gastrotiendas», según consta en el documento, como leyó el alcalde, José Antonio Diez, quien ante la pregunta de si habrá también gastrobares concedió que el proyecto básico que el Ayuntamiento «tenía ya hace meses» ahora se va a adecuar» y habrá que «ver en lo que se puede redefinir». Más allá de estos cambios, el proyecto incluye además actuaciones de «eficiencia energética y tratamiento de residuos, mejora de la accesibilidad en las instalaciones y en su entorno colindante, dotación de vehículos eléctricos para el reparto a domicilio e instalación de dos puntos de entrega inteligente refrigerados», como detalló el concejal responsable del área de Comercio, Vicente Canuria, quien apuntó que también se potenciará la «transformación digital».

Junto con estas dos grandes intervenciones, el proyecto dispone otras tres líneas. Los mercados no sedentarios, como el rastro o la plaza Mayor, contarán con 200.000 euros para «la separación de residuos» y para que cuenten con «aseos», adelantó Diez. Habrá otros 170.000 euros para la «transformación digital del comercio minorista y de mejora de la accesibilidad y señalética de las vías públicas de los ejes comerciales de San Mamés, Ordoño II-Ancha y Quevedo-Doctor Fleming», como trasladó el regidor, quien concedió que se cerrará el presupuesto con 62.000 euros para un «plan de sensibilización y formación para el comercio minorista de la ciudad», como enumeró el regidor, quien incidió en que «a 30 de junio había 2.000 comercios en la ciudad y se pretende que estas intervenciones tengan un alcance directo en 1.250 de ellos».

Mercaleón se convertirá en un ‘Amazon’ para productores y comercios leoneses
Comentarios