miércoles 01.04.2020

Las mercancías capitalizan el tráfico ferroviario frente a la caída de viajeros

El plan de transporte por tren mantiene una veintena de convoyes en tránsito al noroeste
Un tren de mercancías circula en doble composición, en las inmediaciones de León, con destino a Asturias. RAMIRO
Un tren de mercancías circula en doble composición, en las inmediaciones de León, con destino a Asturias. RAMIRO

Las vías quedan para los trenes de mercancías, dueños y señores del tráfico ferroviario que se registra en tránsito por territorio leonés. Cae a mínimos el número de combinaciones para viajeros y se sostienen las conexiones mercantes, que van camino de ser mayoría en el caudal del tráfico de ferrocarril que transita a diario por León.

La tendencia se confirma en la ratificación del plan de trayectos de transporte de mercancías por ferrocarril, actualizado recientemente, y que señala una veintena de convoyes con origen o destino en el noroeste, con paso y actividad desde León.

La mayoría de las conexiones previstas están operadas por unidades de Renfe Mercancías; esta compañía mueve dos trenes diarios, de los denominados siderúrgicos, entre Trasona y Sagunto; uno más, que moviliza entre Asturias y Madrid- Santa Catalina; además de las unidades que circulan hasta Irún y otra, con destino a un área de distribución mercante próxima a Vitoria. Con origen de carga en Asturias se mueve también un tren maderero que transporte materia prima para una papelera de Zaragoza. Se añaden a esta relación de trayectos mercantes habituales, los trenes carrileros que surten a un polígono de Valladolid.

Se añade un movimiento mercante de trigo en grano, de carácter regular, desde el puerto de Gijón hasta la localidad abulense de Arévalo.

Hay una relación de trenes operados por compañías privadas, que también tienen una presencia destacada a partir del tránsito ferroviario hegemónico entre León y Asturias; la compañía Captrain desenvuelve un flujo relevante de trenes mercantes entre Trasona, en Asturias y Sagunto, en Valencia, en esa diagonal peninsular que une la fachada cantábrica y mediterránea al hilo del mercado del acero. Los bobineros de esta compañía realizan el trayecto con carga los lunes, los miércoles y los viernes, con una conexión regular; mientras, que los martes, jueves y sábados regresan de vacío al lugar de carga.

La empresa Comsa opera también un mercante a través de la rampa de Pajares, con destino a la frontera con Portugal por el paso de Fuentes de Oñoro.

Desde el área de mercancías de León Clasificación se mueve un mercante con destino a Sevilla, también con una frecuencia regular, que es relevante para surtir al enclave logístico de la compañía Mercadona, en el polígono de Villadangos.

Los tránsitos de mercancías con el área atlántica se concretan principalmente en el movimiento de distribución de vehículos, entre el centro de la península y la terminal ferroviaria de mercancías de Vigo Guixar.

Con ese destino, transita por León un tren de contenedores, de función de transporte multiproducto, que conecta el puerto de Vigo con Barcelona, y que incluye transporte de madera también en este trayecto.

Las locomotoras 253 se ponen al frente de esta referencia de tránsito del ferrocarril en el que las mercancías han tomado protagonismo en la afluencia ferroviaria, ante la caída de la demanda y la oferta del sector de viajeros.

Ese modelo de locomotoras sobresale al frente de los convoyes de mercancías, donde también destaca el empleo de los modelos 333 o las legendarias 251.

La vertiginosa pérdida de actividad que han sufrido diversos sectores económicos no se asoma aún al transporte ferroviario, a tenor de la relación de frecuencias hacia el noroeste, actualizada recientemente.

Las mercancías capitalizan el tráfico ferroviario frente a la caída de viajeros