jueves. 08.12.2022

Aunque la gripe ha despuntado este mes de marzo fuera de sus fechas tradicionales, los casi 400 contagios están muy lejos de las cifras habituales registradas antes de la pandemia. En 2018-2019 se infectaron 10.000 leoneses y 316 acabaron en el Hospital, algunos con complicaciones gastrointestinales, neumonía u otitis. En la campaña siguiente de 2019-2020 que finalizó con el arranque del covid se contabilizaron 257 ingresos y la siguiente el descenso ya fue muy significativo, con solo un ingreso gripal de libro y otros 26 porque la infección respiratoria agravó las patologías previas que padecían esas personas. De modo que se pudieron ahorrar los 12 millones de euros en gastos médicos y laborales que origina esta enfermedad al infectar a 7.020 personas de media en León y 2.900 en El Bierzo.

Esta campaña, la gripe estaba pasando también de puntillas. El virus circulaba por ahí, pero no tenía capacidad de transmitirse de una persona a otra. La gripe no ha causado estragoslos dos últimos años por dos factores: las propias medidas preventivas contra el covid, que implicaron aislamiento, distancia social, lavado de manos y mascarilla, que se ha demostrado que y evitan la propagación de las enfermedades aéreas», según los epidemiólogos; y por otro, la eficacia de la campaña de vacunación, que batió récords hace dos campañas con 120.000 dosis que se elevaron este ciclo a 131.000 y que genera que la población leonesa esté más protegida.

Muy lejos de los 10.000 infectados en 2019 y 316 ingresos hospitalarios
Comentarios