sábado 21/5/22
undefined
El alcalde de León pasa de largo del líder de lo socialistas leoneses y del presidente de la Diputación. RAMIRO

El momentofue breve pero rotundamente esclarecedor sobre la crisis abierta que vive en estos momentos el PSOE leonés, arrastrada desde principio de mandato, cuando el alcalde de León, José Antonio Diez, decidió ir por libre en sus reivindicaciones territoriales para exigir la segregación de León y Castilla. El regidor llegaba ayer por la tarde al Instituto Confucio para acompañar al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero en la presentación de la traducción al chino de El señor de Bembibre.

En la entrada del edificio también esperaban a Rodríguez Zapatero el secretario general de los socialistas leoneses, Javier Alfonso Cendón, y el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán. Ni un suspiro. Ni un hola ni un adiós. Los tres, que representan las dos facciones enfrentadas en el PSOE de León, mostraron un simple gesto de cordialidad sin dirigirse la palabra. El fotógrafo captó ese tenso momento que se resume en las dos fotos que se pueden ver a continuación.

En la primera apenas cruzan la mirada mientras el alcalde se abrocha el traje y en la segunda, después de que el regidor no se parase a saludar, Alfonso Cendón intenta darle una palmada en la espalda, pero no fue respondido.

La tirantez es máxima y las fotos lo dicen todo. Finalmente, ya dentro del acto de presentación, Diez se colocó a unos pasos por detrás de Zapatero por la izquierda, mientras que su púgil en las primarias hacia el liderazgo de la Agrupación Local del PSOE en León, Pilar Carnero, se situó también detrás de Zapatero, junto a Cendón, pero lejos del alcalde de León.

IMG-8033
Diez llega al Instituto Confucio con la mirada evitando la presencia de Cendón y Morán, que parecen dispuestos a saludar. RAMIRO
IMG-8032
El saludo no se produce. El alcalde se abrocha el traje y Cendón intnta darle una palmada en la espalda, que Diez evita. RAMIRO

 

35dcc67b-4590-4d22-914f-6d6ced790b50
Dentro del acto, Diez se colocó a un lado y Pilar Carnero, Cendón, el subdelegado del Gobierno y Morán, en el opuesto. RAMIRO

Ni hola, ni adiós: las fotos que evidencian la tensión en el PSOE leonés