jueves 20/1/22

Aunque se oyó y bien el «castellano el que no vote», lo de ayer fue más una serena protesta basada en fundamentos, reivindicaciones y agravios históricos, que de la mano de este tren que la gente no quiere que se vaya se han despertado del olvido, si es que alguna vez se olvidaron: «El patrimonio, la minería, aeropuerto... Sentimos la frustración y el abandono por parte de las autoridades en Asturias y León», se pudo oír a una sola voz en representación de todos. «Ya está bien que nos llegue a cuentagotas lo que en otros sitios se derrama sin medida», se dijo en referencia al progreso asturleonés.

«No queremos un progreso a cuentagotas»
Comentarios