miércoles 27/10/21
MARIO AMILIVIA | PRESIDENTE DEL CONSEJO DE CUENTAS DE CASTILLA Y LEÓN

«Nuestros mecanismos de control son aval de la transparencia de las instituciones»

La garantía del correcto funcionamiento de las administraciones pasa por el Consejo de Cuentas de Castilla y León. Mario Amilivia González, presidente de este organismo; Alfonso Peña Ochoa, presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón y Luis Fuentes Rodríguez, presidente de las Cortes, protagonizan un debate en torno a la rendición de cuentas.- Hoy, a las 12.30 horas en el Club de Prensa de Diario de León
Mario Amilivia estrenó la presidencia en 2019, trasladándose a la capital del Pisuerga. DL

La responsabilidad fiscal marca el trabajo del Consejo de Cuentas de Castilla y León, cuya función es garantizar que las instituciones de la Comunidad cumplen con sus obligaciones tributarias y de transparencia. Mario Amilivia tomó el cargo de presidente de éste órgano en febrero de 2019 .


—La sentencia del ‘procés’ condenó finalmente por malversación de fondos. ¿Usted cree que con un control externo no se hubiera producido tal desvío de dinero público?

 

—El control externo se va a producir, de hecho le corresponde al Tribunal de Cuentas, que es el órgano que tiene la competencia  de enjuiciamiento sobre la responsabilidad contable  en el conjunto de España.

 

—¿Cómo garantiza el Consejo de Cuentas de Castilla y León el buen funcionamiento de sus administraciones?

 

—Tenemos mecanismos de control a posteriori. Entre estos están las fiscalizaciones de cumplimiento, de la legalidad, o las de carácter operativo, que tratan de evaluar las políticas públicas y comprobar si con los medios que tienen han conseguido los objetivos deseados. Estos mecanismos garantizan que la administración actúe con transparencia, respondiendo al derecho del artículo 12 de nuestro Estatuto de Autonomía sobre el derecho a una buena administración.

 

—¿Cual es la situación de rendición de cuentas en León?

 

—El plazo para la rendición de la cuenta correspondiente al ejercicio 2018 finalizará el próximo 31 de octubre.  No obstante, a  fecha de hoy, sólo han cumplido con sus obligaciones el 37,2% del total de 1.481  entidades locales. El año pasado a estas alturas habían rendido cuentas el 48%. Hay que tener en cuenta que son datos provisionales.

 

—¿Cree que los ciudadanos saben de la trascendencia de este tipo de órganos?

 

—Lejos del debate histórico, los órganos de control externo contribuyen a la eficiencia, eficacia y transparencia de las instituciones, y su trabajo tiene vocación de ser público y conocido por los ciudadanos. Para ello utilizamos las nuevas tecnologías. Nuestra web es un instrumento de transparencia para que nos conozcan los ciudadanos. Siempre se acompañan notas resúmenes del informe de las actuaciones que llevamos a cabo para que sea accesible a toda la sociedad. Creo que la gente sí conoce la importancia, pero en acciones concretas y asuntos determinados, no en su día a día.

 

— ¿Cómo han sido estos ocho meses desde su entrada a la presidencia?

 

—Para mí ha sido un reto personal. Ha supuesto un cambio de ciudad, de institución, cuando en el Consejo Consultivo hacía controles de carácter previo he pasado a otra que los hace a posteriori... Han sido meses muy intensos y muy productivos: aprobamos el Plan de Fiscalizaciones 2019, se ha mejorado el formato de los informes de fiscalización y de las notas informativas, y renovamos el convenio con el Tribunal de Cuentas para la mejora de la plataforma de rendición.

 

—Parece que está intentando que la institución que dirige gane autonomía. ¿Lo está consiguiendo?

 

— Sí. Cuando hablamos de ganar autonomía nos fijamos en una modificación de la ley reguladora del año 2013. Planteamos cosas tan evidentes como que el plan anual de cuentas sea aprobado por el Consejo de Cuentas y no las Cortes.

 

—¿Cómo cree que se puede mejorar esta institución?

 

—Hemos aprobado un plan estratégico para los años 2019-2022, que tiene tres objetivos fundamentales: reforzar la independencia; mejorar la gestión de administración pública y rendición de cuentas; y la mejora de la transparencia y de la rendición de cuentas.

 

—¿Qué objetivos tiene para el próximo año?

 

Tenemos 29 fiscalizaciones en elaboración de las cuales 11 se van a aprobar antes de fin de año, y luego habrá que aprobar el Plan Anual de Fiscalizaciones para 2020, que esperemos que salga adelante con el apoyo de las Cortes, como pasó con el de este año.

«Nuestros mecanismos de control son aval de la transparencia de las instituciones»