jueves 28/10/21

Nuevo modelo de billetes nominales contra la onda Ouigo

Y para culminar el salto de estación, climatológica, en este caso, las nuevas tarifas, los nuevos billetes, con cambio de sistema de emisión. Otro formato. Así va a llegara León la onda expansiva de la liberalización del servicio de viajeros, que no significa la entrada de nuevos operadores para explotar las conexiones en el norte; las referencias se verán para contrarrestar la competencia francesa. El reclamo de la compañía gala se esconde su estrategia; el Oui, de sí, el Go, de ir; el Ouigo, tiene ya la réplica en el formato de venta de billetes que va a estrenar la compañía pública ferroviaria española, que dará batalla competitiva más allá del concepto Avlo (que tampoco va a circular por alas vías del norte). Desde julio, habrá tres estadios en las tarifas: básico, elige y prémiun, que diluyen aquellas referencias históricas de las clases turistas y preferente, a partir de este verano resuelto con los términos de confort y estándar.

Con novedades más que relevantes: todos billetes serán nominativos, que interfiere en la costumbre que hasta ahora definía el manejo de un ticket para viajeros en ferrocarril. Un cambio de un billete nominativo implica un desembolso mayor al mismo precio del billete.

El concepto se desenvuelve por las relación de la oferta y la demanda del sistema de viajes en tren; entre subirse a un tren con un papel considerado en el paquete básico; para viajeros que deseen pocos complementos; el sistema de asientos es dos más dos; el elige, que concede más margen para las necesidades del viajes; sujeta tipos de plaza según sea estándar o confort, y permite contratar servicio de restauración, con independencia del asiento, que viene encajado en combinaciones dos más uno y dos más do; el premium abre la mano para facilitar anulaciones, se vende exclusivamente en categoría confort (ofrece restauración incluida en el precio en el AVE).

Al margen, conservan tarifas exclusivas y con precio discriminado para niños, jóvenes, tarjeta dorada, militares, policías, grupos y empresas, periodistas, congresos y eventos. Hay críticas internas en la propia compañía por la determinación de vender billetes sin asignación de plaza en el tren; o de la discriminación aleatoria para determinar las los descuentos en cada tren, según la demanda de plazas.

La compañía ferroviaria explica en el repertorio con el que publica el nuevo sistema de billetaje que este modelo responde al patrón que ofrecen los nuevos operadores ferroviarios que comparten la liberalización de viajeros en España.

La tendencia hace prever que desaparecerá totalmente la venta presencial, en este modelo que cada vez va a semejar más al viajero de tren al que accede a los aeropuertos.

Nuevo modelo de billetes nominales contra la onda Ouigo