domingo 19/9/21
Nuevo tropiezo

El pago final de la deuda de Gersul con la UTE abre un nuevo frente entre Diez y la Diputación

La capital se niega a desembolsar el 27% que debe asumir de los 10 millones y exige al consorcio que utilice sus propios fondos
Imagen de parte de las extensas instalaciones del complejo del CTR en San Román de la Vega, donde tratan los residuos. MARCIANO PÉREZ

Nuevo tropiezo de Gersul en sus decisiones a la hora de afrontar la liquidación de la histórica deuda que mantiene con la UTE Legio VII —responsable de la gestión del sistema provincial de tratamiento de residuos—, con la ruptura del consenso habitual en las políticas de acción de este organismo y la apertura de otro frente entre la Diputación y el Ayuntamiento de la capital. Tras la negativa de los bancos a prestar al consorcio los 10 millones, que restan de los 23 globales del montante adeudado a la empresa, ahora el Ayuntamiento de León se niega a aceptar la decisión tomada por la asamblea de este ente público en la que los socios pactaron por mayoría pagar con dinero de sus propias arcas la cantidad necesaria para saldar la deuda.

Según ha podido conocer este periódico, la capital, a la que corresponde desembolsar el 27,02% de los 10 millones, manifestó su negativa al pago de su parte. Y lo hizo con el informe de su interventor en la mano y por boca del edil de Desarrollo Urbano, Luis Miguel García Copete, quien ostenta la vicepresidencia de Gersul.

El Ayuntamiento pretende que el consorcio pague con sus propios fondos la deuda que aún arrastra con la UTE, después de abonar en marzo 13 millones. Asegura que cuenta con algo más de 19 millones: 3,5 en caja y otros casi 16 millones en lo que denominada ‘papel’, es decir, en recibos girados a los contribuyentes —con la tasa anual por el tratamiento de residuos en el CTR y sus plantas satélite— ya pagados, en vías de hacerlo o acumulados por impagos. Prácticamente 8,6 millones corresponden al ejercicio 2020, que se pusieron al cobro en abril de este año, y otros 7,3 de 2019 y ejercicios anteriores.

Tensa asamblea
Gersul insiste a la capital en que el pago es «obligatorio» y León amenaza con la vía judicial

El Ayuntamiento, además, está dispuesto a llevar su lucha para que sea Gersul quien pague con fondos de sus propias arcas los 10 millones a la empresa a la vía judicial, a través de un recurso contencioso-administrativo, convencido de que los tribunales le darán la razón.

El sí de los otros tres
La Diputación deberá abonar el 52,26%, Ponferrada el 14,06% y San Andrés el 6,66%

El acuerdo alcanzado por mayoría en la asamblea del lunes refleja también que la Diputación (como tuteladora de los 208 municipios con menos de 20.000 habitantes de la provincia) debe afrontar con recursos del Palacio de los Guzmanes el 52,26% de la cantidad adeudada aún a Legio VII, mientras que el Ayuntamiento de Ponferrada abonará el 14,06% y el de San Andrés el 6,66% restante. Sólo la capital se negó a su desembolso (el 27,02%).

El siguiente paso para las tres instituciones que han aceptado esta forma de pago a la UTE para liquidar los 10 millones de deudas será, según explicó ayer a este periódico el presidente de Gersul, Santiago Dorado, realizar las correspondientes modificaciones presupuestarias, cada una en su ámbito, para la obligatoria aprobación del pleno. Recordó que el compromiso de pago de la deuda global se cristalizó con la empresa en 2018, auspiciado por un juez, pero que la deuda proviene de 2009 y 2010 y que actualmente está generando unos intereses de demora de 30.000 euros mensuales a las arcas del consorcio.

Confía en que finalmente el pago a la empresa pueda realizarse «en un plazo de tres meses» y advierte a la capital que el cumplimiento de los abonos acordados por mayoría en la asamblea de Gersul es «obligatorio para todos miembros del consorcio». La liquidación de esta deuda resulta primordial para el avance en la gestión del consorcio y abordar nuevas inversiones.

El pago final de la deuda de Gersul con la UTE abre un nuevo frente entre Diez y la...