viernes. 03.02.2023
| Crónica | Desde el palacio |

Palabras con truco

Los socialistas inventan la «abstención negativa», la UPL el «voto negativo, nada abstencionista» y el PP alude a la paradoja de «menos cero grados» para ironizar sobre la actitu

león

En una vuelta de tuerca más del ya de por sí oscuro lenguaje político, los socialistas de la Diputación inventaron ayer una nueva modalidad de votación: la abstención negativa, es decir y en cristiano, seguir una directriz nacional -”la del voto responsable-” que no les hace ninguna gracia, a juzgar por el poco entusiasmo de la actitud. «Estamos en contra del presupuesto por sus déficits; es infinitamente peor que el del 2008 y no hacen el esfuerzo de mantener la inversión en los pueblos».

Siguiendo la estela de los eufemismos, la UPL anunció su «voto negativo y nada abstencionista», y el portavoz del PP, Jaime González (con su habitual sorna berciana), aseguró: «Eso de la abstención negativa me recuerda a cuando se dice aquello de que hay menos cero grados». Dirigiéndose a los bancos de los socialistas afirmó no entender el sentido de su voto: «Ahora alaban el presupuesto del 2008, que votaron en contra, y con el que critican, el del 2009, se abstienen».

Al diputado leonesista, García Bayón, lo que más ilusión le hace son los proyectos estrella. Demandó y demandó a la presidenta una señal de que ella pasará a la historia por alguna obra significativa y recordó casos de antecesores en el cargo.

«No trae ideas renovadas». Entró en juego entonces, para avalar su teoría, la leyenda del despacho de los presidentes en el Palacio de los Guzmanes y la famosa corriente que les enajena. «Ahora se va a otro despacho, cuidado con quien herede el de la torre». Isabel Carrasco -”en una actitud realista-” ya dejó claro que ella y su equipo ya han renunciado «absolutamente a un proyecto maravilloso y al expreso de medianoche». Su afirmación fue apuntalada previamente por su portavoz: «No renunciaremos a inversiones en los municipios por proyectos estrellas y grandes fotografías».

La presidenta se afanó, en el cierre del debate, en tranquilizar a los pueblos y sus necesidades. Dijo que buscaría dinero hasta de debajo de las piedras, acudiendo a Europa con proyectos y exigiendo también a la Junta con firmeza deudas que arrastra con la Diputación. Y anunció más dinero a través de los remanentes y la liquidación. «Si ustedes gobernaran (al PSOE) me atravería a decir que no presentarían un presupuesto muy diferente».

Palabras con truco