lunes 23/5/22
                      Una representación de los letrados de la administración de justicia tomó parte en la convocatoria de ayer. RAMIRO
Una representación de los letrados de la administración de justicia tomó parte en la convocatoria de ayer. RAMIRO

La actividad de los juzgados y la Audiencia Provincial de León se paralizó al máximo ayer, como consecuencia de la jornada de huelga convocada por los letrados de la administración de justicia (los antiguos secretarios judiciales).

La actividad quedó reducida a las causas con preso o los asuntos en los que los plazos se encontraban ya próximos a expirar. Las vistas programadas quedaron suspendidas en la mayoría de los casos, aunque el Ministerio de Justicia (que tiene las competencias directas en el caso de la provincia de León) no facilitó cifras oficiales respecto al volumen de asuntos aplazados. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, no obstante, confirmaron que la paralización fue casi plena.

Medio centenar de profesionales reclamaron mayor representatividad sindical, mejores condiciones salariales y una redistribución de sus competencias, parte de las cuales corresponderían a los jueces desde su punto de vista, según explicaron en una concentración que tuvo lugar ayer en las escaleras de acceso a las instalaciones judiciales de Sáenz de Miera.

Reivindicación

Los afectados se quejan de la carencia de un sindicato propio que atienda sus propuestas

Ángel Martínez, en nombre de la Unión Progresista de Letrados de la Administración de Justicia, explicó que el colectivo necesita «una negociación propia. Supuestamente nos representan los sindicatos generalistas de todos los funcionarios de justicia. El problema es que estos sindicatos han recurrido decisiones del Ministerio de Justicia que nos favorecían a nosotros y no perjudicaban a nadie. Están recurriendo decisiones que nos benefician», explicó.

Los letrados difieren de la política sindical «porque los intereses de los funcionarios a los que representan y los nuestros, no coinciden muchas veces. No nos sentimos representados», aseguró. «Son intereses contrapuestos». Y en las comunidades en las que las competencias están transferidas «no tenemos a nadie que nos represente». Paralelamente se establecieron competencias atribuidas a los jueces «que se nos han encargado ahora a los letrados. En materia civil, por ejemplo, la ejecución los jueces ni la ven», manifestó.» Y en Penal hay competencias importantes que se nos han atribuido a nosotros».

Paralización

A excepción de las causas con preso y los asuntos de urgentes, todas las vistas quedaron suspendidas

Justicia prometió compensar económicamente esta nueva atribución: «No hemos vuelto a saber nada. Queremos que se adecuen nuestras retribuciones a esas competencias añadidas. La solución es puramente legislativa. La Ley Orgánica del Poder Judicial establece la representación que nos corresponde, pero hace falta voluntad política», explicó Martínez.

Los servicios mínimos fueron considerados excesivos, «porque no atienden solamente los casos esenciales. Se han suspendido muchas vistas pero ha habido que recurrirlo. Luego los tribunales nos dan la razón y reconocen que son excesivos cuando ya no hay solución. Pero bueno, se han suspendido todas las cosas que había salvo los plazos perentorios». Los convocantes manifestaron su satisfacción por el seguimiento de la huelga y sus consecuencias. Por de pronto, en Madrid se tuvo que suspender una vista relacionada con la Operación Púnica.

Paralización casi total en los juzgados por la huelga de secretarios judiciales
Comentarios