lunes 6/12/21
                      San Juan de Sahagún es la avenida en disputa entre San Mamés y La Palomera. RAMIRO
San Juan de Sahagún es la avenida en disputa entre San Mamés y La Palomera. RAMIRO

El proyecto de división de los barrios abanderado por el concejal Nicanor Pastrana ha abierto una herida que no existía en el norte de la ciudad. El plan para zonificar el mapa, pensado como herramienta para las gestión de las consultas y la atención vecinal, se ha encontrado con el problema de la definición de los límites que separan a San Mamés de La Palomera. Los primeros defienden que la raya queda marcada por la calle San Juan de Sahagún. Mientras que los segundos se agarran a la avenida de Nocedo como linde, con los números impares domiciliados a su favor y los pares para los vecinos. En medio queda la mancha en disputa: los terrenos en los que creció la capital leonesa desde finales del pasado siglo hasta hace apenas unos años, con el nuevo conservatorio de música y todo un grupo de manzanas habitadas dentro. En tierra de nadie, su disputa dinamita el consenso que se reclamaba para sacar adelante la iniciativa del edil que ocupa la Concejalía de Participación Ciudadana como contraprestación a su voto en el equipo de gobierno de José Antonio Diez.

En la alegación presentada, loos vecinos de San Mamés insisten en que su barrio «limita con La Palomera en la avenida San Juan de Sahagún y con Mariano Andrés en la vía del ferrocarril de vía estrecha». «Dentro de lo que nuestra asociación considera límites tradicionales y que ratifica el registro de la propiedad está la zona denominada ‘los balcones de San Mames’, que es el área donde se está construyendo el conservatorio de música», describen en el documento, firmado por el presidente del colectivo, Jaime García, quien incide en que, «dadas las características urbanísticas del barrio, la propuesta inicial se ciñe más a la realidad de San Mamés». «Para sorpresa de esta parte, y ante la incapacidad por parte del concejal de acometer la delimitación de cada barrio que supuestamente pretendía con este proyecto, modifica la propuesta estableciendo una sola delimitación, creando un distrito, figura que sólo se constituye en esta zona de la ciudad de forma excepcional, que incluye al barrio de San Mamés con otros barrios de la ciudad, con la denominación San Mamés-Palomera-San Lorenzo», detalla.

Al otro lado, el presidente de La Palomera, Manuel Martínez, insiste en que «San Juan de Sahagún es la vía principal de toda la vida», como defendieron en la propuesta que presentaron ante Pastrana y que modificó el mapa inicial. «La división de las calles la hace Nocedo, donde hay comercios que son socios nuestros. Hacia la izquierda la avenida tienen una denominación y hacia la derecha tienen otra; no tienen continuación No había conexión. Hasta San Juan de Sahagún había un prado», detalla el portavoz, quien incide en que les avala «un informe de 73 páginas, con fotografías históricas», y explica que a ellos les sirve «la idea de que no haya límites internos, sino periféricos, y que cada uno haga sus fiestas y sus cosas. «Son ganas de abrir heridas, tanto por parte del concejal como de la otra de la otra asociación, que no ha querido tratar el tema», sentencia.

Pastrana abre una herida entre San Mamés y La Palomera por las lindes
Comentarios