domingo. 27.11.2022

El sector hotelero de la provincia sufrió en enero un nuevo desplome de la actividad. Perdió un 73,9% de viajeros respecto al mismo periodo del año anterior. Las pernoctaciones también cayeron un 64,8%, según publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística. Castilla y León recibió 49.032 viajeros, frente a los 257.120 del mismo mes del año anterior. Los precios también bajaron el primer mes del año un 6,86%. | dl

Las pernoctaciones caen en enero un 64,8%