jueves. 02.02.2023
La pirámide de población de la provincia de León ensancha su vértice, que agrupa a las generaciones de más edad, y tiene una base, la que representa a las generaciones futuras, cada vez más débil, tal y como se observa en los gráficos eleaborados por este periódico a partir de los datos comparativos de los censos de población de 1991 y 2001. León tiene 33.000 personas menores de 15 años menos que en 1991 en términos estimativos y orientativos, ya que la población del censo no tiene carácter oficial. Los dos gráficos son la representación correcta de la pirámide en su evolución durante la última década y no la aparecida en la edición del domingo 5 de enero, donde por error se adjudicaba a la provincia una población superior a los 600.000 habitantes en 1991. Esta equivocación se debió a la suma duplicada de los varones y mujeres menores de 15 años.

Una pirámide débil en la base, el potencial futuro
Comentarios