jueves. 01.12.2022

Desde Podemos León recalcan «la gran labor» que hacen desde Argos León con el cuidado y protección de las colonias felinas del municipio que se extiende y complica en estos tiempos de pandemia. León cuenta con varias colonias de gatos. Cabe destacar que su procedencia siempre es la misma: animales abandonados que acaban en las calles «por los insensatos que les negaron su hogar». Los felinos ferales (callejeros) ayudan a controlar otras sobrepoblaciones como pudiera ser el caso de roedores y palomas de forma natural, lo que aligera los costes propios del Ayuntamiento en este aspecto «y nos libran de tal temidas especies y condiciones de salubridad». «Es gracias a asociaciones como Argos León —recalcan— que estos animales están controlados». Se realiza la castración de los mismos, su vacunado, desparasitado y son las cuidadoras voluntarias las que, sin ningún fin lucrativo, alimentan a los animales y se encargan de que las condiciones higiénicas sean las óptimas siempre con el beneplácito del consistorio, de tal modo que no representan ningún perjuicio para las vecinas y vecinos, sino que al contrario, les benefician manteniendo a raya a las pequeñas plagas urbanas.

Durante el estado de alarma y toda la crisis del covid han seguido realizando esas labores de cuidado, pese a que ello pudiera entrañar un riesgo para su salud, y siempre con la acreditación correspondiente de la Dirección de Derechos de los Animales.

Podemos alaba la labor de Argos con los gatos callejeros