domingo. 14.08.2022

Un mensaje al móvil, un SMS, es el gancho de la nueva estafa detectada por la Policía Nacional en la que los ciberdelincuentes se hacen pasar por Unicaja a fin de desviar dinero a sus cuentas tras conseguir las claves del estafado para poder operar con su cuenta. La comisaría de León ya ha tramitado en las últimas semanas un nutrido grupo de denuncias vinculadas todas a la suplatanción de esta entidad financiera. Desde la Subdelegación de Gobierno concretan que se trata de una modalidad de delito de estafa de gran impacto económico que vienen sufriendo en el último mes clientes de Unicaja. A través de un SMS los ciberdelincuentes pretenden conseguir las claves de la banca online, suplantar su identidad y desviar dinero de sus cuentas. Señalan también que han aumentado «exponencialmente» el número de denuncias presentadas en la capital leonesa.

Modalidad viral

El modus operandi de los estafadores es hacerse pasar por la entidad financiera. A través del mensaje al móvil contactan con sus víctimas aludiendo a que un dispositivo no autorizado se ha conectado a su cuenta bancaria online o bien que su cuenta ha sido bloqueada por un acceso fraudulento, por lo que para que esto no suceda deben pinchar en el enlace recibido. Tras acceder a la dirección electrónica facilitada en el SMS, reciben una llamada telefónica en la que los estafadores se identifican como Atención al Cliente haciendo así más creíble que llaman desde la entidad y les mandan unos códigos de transferencia que solicitan les faciliten para proceder a desbloquear sus cuentas. Es entonces cuando comienzan a solicitar datos personales y claves bancarias de confirmación y una vez facilitadas acceden plenamente las cuentas y se consuma la estafa. Esta suplantación de identidad de la entidad bancaria es recurrente y cíclica afectando a otras entidades bancarias.

La Policía Nacional advierte de la viralidad de esta modalidad de estafa y aconseja tener una especial precaución, desconfiando de todos aquellos SMS o correos procedentes de direcciones desconocidas y verificando que nos encontramos en la página auténtica antes de introducir nuestras credenciales porque todas estas URL comienzan con el nombre de la entidad bancaria pero la extensión no es la oficial.

No facilitar información

Así, inciden en que la premisa que deben recordar todos los ciudadanos es que sólo se debe acceder a la banca online (banca digital) a través de internet, línea telefónica u otro medio de comunicación digital entre cliente y entidad financiera cuando sea el propio cliente quien lo decida y nunca a requerimiento de ningún mensaje de texto al teléfono, llamada telefónica o correo recibido. En este sentido, concretan que las entidades financieras jamás comunicarán con sus clientes para solicitar las claves para solucionar ningún bloqueo de cuenta ni para comunicarnos acceso por terceros a la misma desde un dispositivo no autorizado.

«Nunca se debe facilitar ningún tipo de información personal y mucho menos las claves personales de acceso a las cuentas bancarias y en caso de duda se debe contactar directamente con la entidad implicada o con terceros de confianza, como son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Oficina de Seguridad del Internauta de Incibe», advierten desde la Policía Nacional.

La policía alerta de una estafa en nombre de Unicaja