sábado 5/12/20
Una docena de sanciones

La policía detecta un aumento de las fiestas privadas en el estreno del toque de queda

León registra veintiséis denuncias por incumplimiento de las normas y numerosas llamadas de vecinos por ruidos
La terraza de un establecimiento hostelero cerrada al inicio del toque de queda en León. FERNANDO OTERO
La terraza de un establecimiento hostelero cerrada al inicio del toque de queda en León. FERNANDO OTERO

La provincia de León registró veintiséis denuncias en el estreno del toque de queda, con un notable aumento de la cifra de llamadas registradas por la Policía Local de la capital por la existencia de ruidos en pisos de la zona urbana donde se estaban desarrollando fiestas de carácter privado que motivó la mayoría de la docena de sanciones propuestas por el cuerpo municipal, una interpuesta por la Policía Nacional de la Comisaría de San Andrés del Rabanedo y trece en demarcación de la Guardia Civil. 

A tenor de los datos facilitados por la Subdelegación de Gobierno y de la actuación de la policía municipal de León, no se aprecian excesivos casos de viandantes que se encontrasen utilizando la vía pública fuera de los horarios previstos por la legislación, si bien sí que se hizo patente la existencia de desplazamientos ilegales que determinaron la intervención de la Guardia Civil en alrededor de una decena de casos de estas características. Fue básicamente en carreteras secundarias.

Los controles fueron un poco más laxos en las primeras horas de la noche. Poco antes de las 22.00 se registró un tráfico casi inusitado de acceso a los núcleos urbanos y de salida a las poblaciones en el que los más rezagados se llevaron alguna regañina pero no sanciones formuladas en denuncias oficiales.

A partir de las 23.00 horas y sobre todo desde la medianoche, se intensificó el control del tránsito de personas y se cubrieron ya más boletines en los diferentes organismos policiales. En la capital, fue el momento en el que se intensificó la tendencia a las llamadas de vecinos quejándose de ruidos, sobre todo en el área de la capital y mayoritariamente en pisos, aunque la misión fundamental del cuerpo municipal de forma mayoritaria pasaba por controlar la existencia de desplazamientos ilegales y de reuniones en términos ajenos a los previstos por la legislación.

Solamente se formula denuncia en el caso de que los participantes en la reunión no puedan constatar que son grupo estable de convivencia o de que se detecte que se han desplazado fuera de los horarios convenidos.

Las exenciones a la norma refieren la adquisición de productos farmacéuticos y de primera necesidad, asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios, desplazamiento al lugar de trabajo o regreso del mismo (hubo más de un caso registrado anoche en el que se permitió la circulación), asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, causa de fuerza mayor o situación de necesidad y cualquier otra actividad de análoga naturaleza que sólo se permitió realizar de forma individual salvo para aquellos que acompañaban a personas con discapacidad o por otra causa justificada.

La previsión en la Policía Local y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado es que hoy se dé cuenta de un menor número de denuncias, habida cuenta de que la víspera del lunes es menos dada a las celebraciones de estas características, por cuanto el regreso al trabajo normalizará los horarios. Y hará menos flexible la política de denuncias, que para el próximo fin de semana se anuncia más restrictiva.

La policía detecta un aumento de las fiestas privadas en el estreno del toque de queda
Comentarios