miércoles. 10.08.2022
undefined
Las últimas incorporaciones a la plantilla se apuntaron en enero de 2020. FERNANDO OTERO

Más de dos años después de la última incorporación a filas, la Policía Local de León abre el proceso selectivo para la entrada de 13 nuevos agentes: 8 por turno libre y 5 para movilidad, reservadas a funcionarios de la misma categoría que pertenezcan a otra plantilla de un cuerpo de seguridad municipal de la comunidad.

Con una nueva suma de jubilaciones, que han hecho que se vuelva a bajar de los 200 plazas en activo en una plantilla aprobada en 223, el nuevo concurso oposición planteado por el Ayuntamiento de León cubrirá no sólo el número de contratos que marca de inicio la convocatoria, sino que «podrá ampliarse con las vacantes que se produzcan en el cuerpo antes de la finalización del proceso selectivo».

La puerta queda abierta hasta «el día inmediatamente anterior al de la celebración de la sesión del tribunal en cuyo orden del día conste la adjudicación con carácter definitivo de las vacantes», según se explicita en la convocatoria. Como pronto, no se aventura que el proceso se cierre antes de final de año, después de que la convocatoria, publicada ya en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) deba esperar a su ratificación en el Bocyl y el BOE para entrar en vigor, tras lo que se iniciará el plazo de solicitudes y las posteriores pruebas.

Concurso oposición
El proceso marca que habrá 8 plazas mínimo por turno libre y 5 para movilidad de otros cuerpos

El sistema selectivo repite el mismo esquema de la última ocasión, en la que se repartieron 33 plazas, la mayor convocatoria en décadas tras año sin renovar plantilla y con el aluvión de jubilaciones al bajar el listón a los 59 años.

Los opositores por el turno libre contarán con cuatro filtros, eliminatorios cada uno de ellos, y lograrán plaza las 13 mejores notas finales, más las que se amplían al final. La primera criba dependerá de la pruebas de aptitud física, en las que se mantienen las marcas de la vez anterior. En el salto de longitud, desde parado, los hombres deben rebasar los 2,30 metros y las mujeres 1,90 metros. En el lanzamiento de balón medicinal, la marca para ambos queda en 6,25 metros mínimo, pero los hombres con uno de 5 kilos y las mujeres de 3 kilos.

Para la carrera de 60 metros lisos la obligación para los aspirantes masculinos queda en superar la meta antes de 8 segundos y 6 décimas y las mujeres, en 10 segundos y 4 décimas. En la pista, además, los aspirantes tendrán que cumplir con la carrera de 1.000 metros lisos para la cual los hombres cuentan con un máximo de 3 minutos y 30 segundos y las mujeres de 4 minutos y 25 segundos. Como finalización, en la piscina de 25 metros deberán nadar en estilo libre sin superar 21 segundos los hombres y 24 las mujeres.

Los aspirantes que rebasen estas pruebas tendrán que someterse a los exámenes escritos: en el primero, con 50 preguntas tipo test, se les examinará sobre procedimiento, administración y ordenamiento jurídico, mientras que en el segundo se les pedirá desarrollar un caso práctico de policía. Con estas dos fases superadas, los supervivientes de la oposición tendrán todavía que conseguir la calificación de aptos en el examen aptitud psíquica y el reconocimiento médico. 

La Policía Local de León convoca 13 plazas para su plantilla