miércoles 8/12/21
                      El muro delimita la parcela en la que se podría construir el edificio de cuatro alturas. MARCIANO PÉREZ
El muro delimita la parcela en la que se podría construir el edificio de cuatro alturas. MARCIANO PÉREZ

Pese a que el informe de los técnicos municipales desaconsejaban la operación, amparados en que «conforme al planeamiento vigente no estaría amparada por razones de la ordenación urbanística», el PP y la UPL han decidido no cejar en su empeño de que el Ayuntamiento expropie la parcela que ampliaría el jardín de Era del Moro. Las dos formaciones han registrado una moción en la que instan al Ayuntamiento de la capital leonesa a que «inicie aquellas fórmulas urbanísticas, jurídicas y administrativas que permitan adquirir» la finca. El expropiatorio garantizaría, según defienden las dos formaciones en su argumentación, «la perfecta visibilidad de la muralla romana y del enclave conocido como molino Sidrón». Con este suelo, «se generaría un nuevo espacio público» que permita «salvaguardar la imagen del monumento y que no quede oculto tras un edificio de cuatro alturas que daría al traste con el objetivo perseguido en la recuperación y dignificación de la zona», según insisten populares y leonesistas para intentar sumar la voluntad del resto de los grupos, aunque tan sólo con el apoyo de Ciudadanos ya sería suficiente para que prospere.

La iniciativa busca que la imagen de la zona queda tal cual se ve en la actualidad, no como permite el planeamiento. Conforme al PGOU, justo en el límite con la última edificación existente, en el codo que dibuja la calle Era del Moro, queda una parcela de 387,90 metros cuadrados en la se derribó la casa de planta baja que existía pero donde podría levantarse un nuevo inmueble con 12 viviendas. La posibilidad de «volver a edificar en dicho punto perjudicará gravemente a la visibilidad de la zona recuperada, aún más que en la situación anterior, cuando la existencia de unas viviendas de planta baja ya de por si restaban visibilidad», citan en la moción. Ahora, como relatan el PP y la UPL, «se multiplicaría la altura por cuatro y el impacto negativo sobre el monumento» resultaría «enorme». Ante esta posibilidad, las dos formaciones inciden en que «existen alternativas y actuaciones de calidad arquitectónica que permiten un entendimiento interesante entre medianeras y patrimonio que mejoran el aspecto de la misma sin permitir un edificio de tales dimensiones».

A expensas de apoyos

La propuesta insiste en que dejar que se edifique perjudicaría la visión de la muralla y el nuevo jardín

El documento reseña que se trata de «una de las zonas de la ciudad que podrá aportar a los leoneses y turistas un nuevo espacio de gran relevancia desde el punto de vista tanto urbano como patrimonial». El argumentario se detiene en que «experiencias anteriores en la intervención sobre la muralla no fueron lo suficientemente ambiciosas como para permitir que disfrutara de una mejor visibilidad». Como ejemplo, citan que, «en su día, permitir una edificación en San Francisco hizo que hoy permanezca oculta un tramo de Las Cercas». «De haber tenido visión de futuro a día de hoy esa puerta de entrada a la ciudad permitiría tener un espacio urbano con un tramo importante de cerca visible», resuelven los grupos políticos promotores de la iniciativa.

La razones urbanísticas y patrimoniales las complementan el PP y la UPL con el apunte de que «la situación financiera municipal permite, por fin, destinar recursos públicos para actuaciones de presente y futuro como la presente, actuaciones que redundan en una mejor calidad patrimonial, cultural y urbanística». Las dos formaciones abundan en que, «si bien los informes técnicos consideraron como opción permitir una nueva edificación en dicho punto, lo cierto es que dicha sugerencia estaría sujeta a unos condicionantes, cuando menos alegales, que afectarían a la imagen del nuevo edificio para los promotores». «La opinión ciudadana y la de colectivos defensores del patrimonio aconseja y reclama que no se realice ninguna edificación, sino que se conserve el actual espacio libre dadas las grandes ventajas que supone para la visualización del monumento», defienden el PP y la UPL.

El PP y la UPL se alían para exigir el solar de Era del Moro