domingo 22/5/22

El Grupo Municipal del Partido Popular denunció ayer la grave situación del Palacio de Congresos, que sigue paralizado «por el capricho del alcalde». El Ayuntamiento de León contaba en 2019 con cinco millones de euros en una entidad financiera para acometer la cubierta y la envolvente del edificio, «pero la desidia de José Antonio Diez ya ha rebajado el saldo en 720.500 euros por la factura anual del alquiler de los arriostramientos».

Según el PP han pasado ya más de dos años y tres meses desde que José Antonio Diez, presentara cuatro escenarios posibles (continuidad del proyecto, realización de las obras de consolidación de la estructura, un proyecto más sencillo o no hacer nada). «Y nada ha hecho. Prometió entonces una decisión en unas semanas por lo que parece que 27 meses después la opción elegida fue dejarlo todo abandonado, característica principal de su etapa de gestión en la ciudad. Mal que le pese al tripartito PSOE-Podemos-UPL, durante el mandato del Partido Popular finalizó la obra del Palacio de Exposiciones y la urbanización de la plaza».

Diez «lo tiene sin ejecutar, muestra un palacio en ruinas, y no solo mantiene ese dinero parado si no que el saldo ya ha disminuido en 720.473,92 euros debido al alquiler de los arriostramientos que apuntalan las fachadas. El gasto corresponde a 207.174,08 euros en 2019 y 2020, y 306.125,76 euros en 2021 ya que este año se ha incrementado en 98.951,68 euros la factura anual», asegura el PP.

«A pesar de que no cae bien decirlo entre las filas del equipo de gobierno tripartito PSOE-Podemos-UPL, lo cierto es que durante el mandato del Partido Popular finalizó y se puso en marcha el Palacio de Exposiciones y la urbanización de la plaza». Por eso el Grupo Municipal del Partido Popular pregunta a José Antonio Diez cómo han ido las gestiones que dijo que iba a realizar para lograr fondos europeos para finalizar el Palacio de Congresos, «si han tenido el mismo éxito que las gestiones que ha ido anunciando con ministros y secretarios».

El PP ve paralizado el Palacio de Congresos por culpa del alcalde