lunes. 06.02.2023

La operación Nécora, la primera gran redada contra el narcotráfico en Arosa, se desarrolló en una espectacular jornada de 1990 en la que los helicópteros sobrevolaron la ría, detuvieron a Laureano Oubiña en pijama y no pudieron evitar la fuga de Sito Miñanco y de Terito. Hace 26 años que se celebró el juicio, y de los 68 procesados, 52 se sentaron en el banquillo. Resultaron absueltos 17, pero libres o condenados, casi todos volvieron a las andadas. Persecuciones policiales, ajustes de cuentas, alijos, embargos, condenas, permisos... Es el resumen de sus azarosas vidas. Algunos de ellos, como Manuel Charlín, vuelve a estar relacionado con episodios del narcotráfico casi 30 años después.

Laureano Oubiña, uno de los grandes capos del caso,, declaró recientemente: «Me llamaron desde Madrid y me dijeron. ‘Laureano escóndete un par de meses que vamos el lunes o el martes para allá. Cuando todo pase yo aviso a tu mujer (Esther Lago) y vuelves’. Yo le dije que no tenía nada que ver con los narcos, ni con colombianos ni nada de eso y me dijo que lo sabía, pero que Garzón no le hacía caso y que venían a por mí y unos cuantos más», aseguró.

La primera gran redada contra la droga fue en la ría de Arosa