jueves. 07.07.2022

Las organizaciones ferroviarias Reino de León y Cultural Ferroviaria Berciana exigen que se mantenga como sistema general ferroviario y no se desafecte como pretende Adif. «Es una auténtica barbaridad y ataca la política europea y española de transportes. Es incomprensible que el Gobierno pida a la UE que se excluya de los corredores europeos a la Ruta de la Plata»m exponen en un comunicado.

Las organizaciones ferroviarias no entienden la decisión de que no se reabra como primer paso, el trazado Astorga-Valderrey-Riego de la Vega-La Bañeza destinado al tráfico de mercancías por ferrocarril como elemento potenciador del sistema productivo leonés, que generaría atracción de inversión, empleo y población.

El servicio ferroviario entre Astorga y Plasencia se cerró al tráfico de viajeros en 1985 y al tráfico de mercancías en 1996. La falta de búsqueda de diferentes fórmulas de gestión ferroviaria produjo un cierre no deseado, que ha lastrado el desarrollo del oeste de España y en concreto de León.

Adif plantea eliminar la calificación que aún tiene el tramo entre Astorga y La Bañeza como sistema general ferroviario, algo que rechazamos rotundamente desde nuestro colectivo y a lo que nos oponemos por atentar contra el ferrocarril como transporte ecológico, social y sostenible. La eliminación de esta calificación haría irreversible la reapertura y recuperación de este tramo esencial para el desarrollo de la industria y agricultura de la provincia. El ramal ha sido beneficiado por una circunstancia nueva muy positiva que se está ignorando desde el Ministerio de Transportes. En 2018 la UE incorporó la línea entre León y los puertos gallegos como un trazado a potenciar. El Corredor discurre por la ciudad de Astorga, punto de conexión y de oportunidad para recuperar como ramal el trazado ferroviario Astorga-La Bañeza.

Propuesta para poner la Vía de la Plata al servicio del tejido industrial de León