miércoles 22.01.2020
Las cuentas municipales

El PSOE logra el apoyo de la UPL para sacar adelante su primer presupuesto

El PP se opone y Cs se reserva el voto para el Pleno de aprobación de cuentas del viernes
El alcalde de León, José Antonio Diez, durante una rueda de prensa. RAMIRO
El alcalde de León, José Antonio Diez, durante una rueda de prensa. RAMIRO

Los votos que le faltaban al PSOE se los dará la UPL. Los socialistas, que tan sólo contaban de mano con el sustento del concejal que se presentó por Podemos, lograron sacar adelante ayer el presupuesto municipal de 2020 en la comisión informativa de Hacienda, paso previo al Pleno del viernes. No es gratis. El acuerdo, fraguado durante las últimas semanas, se cifra en 1.165.000 euros, repartidos en 25 inversiones y ayudas que ya están incluidas en las cuentas que sustentarán la actuación del consistorio durante el próximo ejercicio.

 

El apoyo de los leonesistas desbarata el posible bloqueo a las cuentas que se hubiera dado con la unidad de la oposición municipal, en la que el PP y Ciudadanos ayer decidieron votar en contra y reservarse el voto, respectivamente. Las dos formaciones afearon al alcalde, José Antonio Diez, que en el discurso de investidura hablara de dar participación a todos y que, al final, tan sólo hubiera dado concurso en la elaboración de las cuentas a los leonesistas y obviado al resto, al igual que hicieron los populares con la formación naranja en el mandato anterior.

 

El reparto da recorrido para un ejercicio en el que las cuentas ajustadas se cierran en 134.738.065,78 euros. Con este dinero tendrán que gestionar los socialistas su actuación municipal en 2020, de acuerdo a un documento en el que las inversiones alcanzan los 11.125.462,6 euros. El 50% de la partida se reserva para el plan Edusi de desarrollo de los barrios del norte de la ciudad, con la recuperación de las antiguas escuelas de La Inmaculada para fijar un centro social dinamizador como principal actuación. Fuera de estas actuaciones se enmarcan cerca de 1,5 millones de euros de grandes planes plurianuales de mantenimiento del municipio arrastrados del anterior mandato, como los de asfaltado, aceras y casco histórico, y otros 2 millones en mejoras en equipamientos deportivos, infraestructuras y parque infantiles.

 

Dentro de los fondos encuentran cabida los proyectos planteados por la UPL. Los leonesistas darán su apoyo gracias a la entrada en las cuentas de proyectos como el cierre de las piscinas de Sáenz de Miera para permitir su uso en invierno y su apertura en uno de los laterales en verano, la construcción del polideportivo adeudado desde hace casi 10 años a Puente Castro y la ejecución de parques infantiles con cubierta. Junto a estas obras se anotan actuaciones de mantenimiento de infraestructuras, ayudas como el cheque bebé y un paquete de iniciativas de marcado carácter leonesista, como la recuperación del centro de interpretación del Reino de León en el Palacio Conde Luna.

Ciudadanos critica que  Diez es «rehén» de los leonesistas en las cuentas

Aunque el presupuesto ya está cerrado y pactado, Ciudadanos insistió ayer en su «deber» de redactar el listado de proyectos «necesarios», fijado en 3.141.579,2 euros, que hubiera incluido en las cuentas. No lo hará porque «se han negociado en los despachos, sin dar la cara», como remarcó la portavoz, Gemma Villarroel, quien criticó que «el PSOE es un rehén de la UPL». «Hay que hacerlo con transparencia luz y taquígrafos», subrayó la edil naranja, quien en el mandato pasado pactó todas las cuentas con el PP sin que se diera concurso al resto de grupos.

Las propuestas de Ciudadanos para los presupuestos de León

Villarroel incidió en que «nuca» tuvieron «menos tiempo para estudiarlos que esta vez», dado que fueron «dos días hábiles», desde el viernes por la tarde hasta ayer por la mañana. Pese a este plazo, la portavoz de Cs analizó que los presupuestos de 2020 disponen  un capítulo de «transferencias corrientes de 10,5 millones, de los cuales 1,4 son sin concurrencia ni igualdad, a capricho de quien las reparte». «Hay asociaciones que se han quedado fuera porque no son afines al PSOE como se quedaron otras que no eran afines al PP», apuntó la edil, quien resumió su crítica a las cuentas en que, «en líneas generales, castigan de manera rotunda al empleo y olvidan la limpieza y los barrios que no son del norte».


La líder naranja insistió en que «el alcalde miente y no le importa el empleo» y cuestionó que se  vayan a recuperar las tasas ambientales y de apertura de establecimientos, que suponen 500.000 euros de ingresos. «Si un valiente quisiera abrir un comercio en el casco histórico va a tener que pagar 3.000 euros más», señaló Villarroel.

El PSOE logra el apoyo de la UPL para sacar adelante su primer presupuesto