sábado 14.12.2019
Las infraestructuras

El puente de Trobajo no da la talla para sujetar la catenaria del AVE a Asturias

El desajuste se atribuye a un error de cálculo e impide homologar la línea según los parámetros de la alta velocidad 
El puente en Párroco Pablo Díez, conocido como el puente de Miguélez, que Adif ha descubierto ahora que el AVE no cabe por ahí. RAMIRO
El puente en Párroco Pablo Díez, conocido como el puente de Miguélez, que Adif ha descubierto ahora que el AVE no cabe por ahí. RAMIRO

La cifra 5,30 debe ser de uso habitual en las proyecciones técnicas relacionadas con la estructura ferroviaria de la Alta Velocidad; en Trobajo del Camino, sin embargo, se quedó al margen de los cálculos empleados para adaptar el avance de la línea del AVE hacia Asturias.

El puente que supera la vía, el legendario y reputado pontón que ha servido para evacuar durante más de siete décadas el tráfico que comunicó la ciudad leonesa con el oeste de su provincia, no es adecuado para asumir los valores estructurales por las que se define la alta velocidad.

El margen de altura del paso no es suficiente para asentar el vuelo de la catenaria, que con el AVE está definida a cinco metros y treinta centímetros. El imprevisto ya forma parte del relato de incidencias que acompaña la intervención de Adif en este tramo urbano, dedicada en exclusiva a adaptar la traza a las exigencias que mueve la conversión en alta velocidad la vía convencional entre León y La Robla. 


   El desajuste en el cálculo ha formado parte del debate ordinario en las comisiones técnicas que supervisan la obra, de las que forma también parte una delegación municipal del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo; pero no hay aportación de soluciones para enmendar el cálculo; ni cuándo ni cómo. El qué, en este caso, sólo tiene un camino: acrecentar el paso en altura para dar cobertura al parámetro que marca la homologación de una línea de alta velocidad. Otra vez la cifra, de cinco metros y treinta centímetros, referencia homogénea para el tendido de la catenaria del AVE. 


   Fuentes consultadas en Adif por este periódico sobre la incidencia, sus consecuencias o efectos inmediatos, se limitaron a indicar que «en esa zona se ejecutará lo previsto».

Lo previsto para esta zona cero es «ejecución de nuevo paso superior junto al existente, en la calle Párroco Pablo Díez para su uso peatonal o ciclista».

La nueva estructura supera en volumen los perfiles del viejo puente, lo que podría dar idea de la diferencia que tendría que endosarse al arreglo. El hormigonado ya permite ver que a ese paso inferior bajo la antigua nacional 120 y arteria elemental para el acceso oeste de la ciudad leonesa, se le hará recrecer tanto en anchura como en profundidad; lo de la altura, de momento, se limita al espacio exterior al vano que forma ahora el viaducto. 


El error de cálculo sobre las dimensiones del pontón que se creyó adecuado para la circulación del AVE, y de todos sus condicionantes, no supone que este tipo de trenes encallen en  el paso; pero no es factible que la línea de Alta Velocidad entre León y La Robla, de la conexión  León-Asturias, vaya a obtener las bendiciones de la comisión que  debe catalogar la estructura. Ese rebaje de la catenaria bajo el puente de Trobajo es un punto negro; antes de que vea la luz.

Vista frontal del paso de Párroco Pablo Díez, visto desde el norte; en este punto se acomete un nuevo añadido, para mejorar el paso de ciclistas y de peatones, de acuerdo con la permeabilidad que exige el avance de la alta velocidad en este área urbana. RAMIRO

Vista frontal del paso de Párroco Pablo Díez, visto desde el norte; en este punto se acomete un nuevo añadido, para mejorar el paso de ciclistas y de peatones, de acuerdo con la permeabilidad que exige el avance de la alta velocidad en este área urbana. RAMIRO

Casi cinco millones acompañan las obras de nuevas estructuras

Hay casi cinco millones de euros en este envite; que de forma global, está diseñado para dar permeabilidad al tránsito de tráfico y peatones sobre la línea del tren que va a conectar en alta velocidad León y Asturias. Adif   pinza en cuatro puntos; supresión de la actual pasarla peatonal aledaña a la fábrica de Miguélez, que será relevada por una de nueva construcción; el acondicionamiento de la pasarela próxima a la calla de Limonar de Cuba, que significa una actuación de rehabilitación integral de la estructura (lijado y pintado), y la ejecución del nuevo paso superior en una zona más al norte del municipio,  que supone la creación de un paso superior que conectará la rotonda de San Juan de Dios con la viaja carretera de San Andrés del Rabanedo y abrirá una nueva forma de comunicación urbana en el extrarradio de la ciudad; se procede también a eliminar el paso a nivel sobre la vía en la zona de la calle del Viento.

 
 Además, la ampliación del paso superior de Párroco Pablo Díez, destinado a la circulación de ciclistas y el paso de peatones, que conllevará también la ejecución de estribos, pilas, vigas prefabricadas, hormigonado de tableros y los cerramientos  y pasos superiores.


 De esta solución definitiva para acompasar de seguridad el avance del tren de alta velocidad entre León y Asturias  no quedan flecos, prácticamente, de aquella otra anterior y más ambiciosa que se llegó a plantear como continuidad del soterramiento emprendido en torno a la estación leonesa; también capado con respecto a los primeros borradores que se emplearon en este asunto. La irrupción del error de cálculo en torno al perímetro del vetusto puente no tardará en reabrir una herida que jamás llegó a cicatrizar en el municipio de San Andrés; menos, en el núcleo de Trobajo, en esta zona que ha experimentado en los últimos años un crecimiento urbanístico exponencial. El objetivo de llevar el tren soterrado más allá de este límite señado ahora por el desajuste fue una reivindicación casi unánime. La integración se quedó lejos; la polémica, avivada. 


Después de dos décadas del intento de rebajar el paso del tren por el área urbana de León en más de tres kilómetros de traza ferroviaria, el horizonte de la alta velocidad al norte de la capital leonesa se localiza a dos años vista. La línea hacia La Robla está en una parte notable jalonada por las nuevas traviesas que van a definir la transformación. 

El puente de Párroca Pablo Díez, en Trobajo del Camino, a la altura de la fábrica de Miguélez, por el que no cabe el AVE. RAMIRO

El puente de Párroca Pablo Díez, en Trobajo del Camino, a la altura de la fábrica de Miguélez, por el que no cabe el AVE. RAMIRO

UPL reclama a Adif una pasarela desde la carretera de Caboalles a Villabalter

El grupo municipal de UPL en el Ayuntamiento de San Andrés presentó una iniciativa para que el consistorio inste a Adif a la ejecución de un paso peatonal entre las zonas del entorno de la urbanización El Soto y la carretera de Caboalles (CL-623) y Villabalter.

Los leonesistas la plantean por la preocupación que los vecinos de la zona les han trasladado por las obras del AVE en ese punto. La ejecución de esas tareas supone el cierre con pantallas de la actual vía del tren, lo que creará una barrera física entre la localidad de Villabalter y la carretera de Caboalles. 


«El problema es que en la actualidad no existe un paso que salve este tramo, de hecho hay gente que cruza por encima de la vía, con el peligro que ello conlleva, cuando un paso seguro debería estar ya ejecutado», señalan.

Para explicar la necesidad, UPL indica que si un vecino de esa zona necesita ir a su médico a Villabalter y no dispone de vehículo, «carece de un tránsito seguro para cruzar la vía del tren, ya que el vial existente tampoco es el lugar más adecuado para acceder a pie a Villabalter. Por tanto entendemos que hay que buscar fórmulas para evitar estas carencias», insisten. 


Todo ello, en los mismos días «que vemos en prensa que Adif realizará una intervención en La Robla para facilitar el tráfico de la zona, por lo que entendemos que hay margen para actuar», matizan.

Por todos estos motivos, UPL ha presentado por escrito la solicitud de habilitar una pasarela que salve las vías del futuro AVE con vistas a lograr un paso seguro entre Villabalter y la zona de la urbanización El Soto y evitar, además, el empeoramiento de la permeabilidad hacia el pueblo de Villabalter. 

El puente de Trobajo no da la talla para sujetar la catenaria del AVE a Asturias