lunes. 27.06.2022
                      ramiro
ramiro

La secretaria técnica del Spain Convention Bureau y secretaria de la Comisión de Turismo de la Federación Española de Municipios y Provincias, Violeta Matas, remarcó durante el congreso que el turismo de reuniones, a pesar de ser aún un gran desconocido, encara este último trimestre del año con optimismo tras el parón de la pandemia, tras recordar que en 2019 estos encuentros dejaron en España 12.300 millones de euros.

«Para generar una marca, que es muy importante para estos encuentros, es necesario que tanto las administradores como todos los agentes del sector turístico trabajen de forma coordinada para transmitir un mensaje único», destacó y apostó por la especialización, como ya están haciendo otras ciudades, como Málaga con la innovación y las tecnologías o Bilbao con los deportes. «Los negocios necesitan seguir creciendo, contactos, los productos necesitan comercializarse, a pesar de la pandemia hemos llegado a la conclusión de que los encuentro seguirán celebrándose», añadió en relación a la proyección y el futuro para este turismo.

Otro de los aspectos que más valoró Matas para que León se haga un hueco en este mercado de congresos es la necesidad de ofrecer experiencias diferenciadoras y potenciar, precisamente, todo aquello que le hace diferente, como la gastronomía y otras actividades únicas que se puedan llevar a cabo en un entorno próximo.

Las últimas tendencias en los eventos de congresos apuestan por encuentros más sostenibles, más cortos y más reducidos, pero pese a todo ello, Matas insistió en que la tendencia se mantendrá, teniendo en cuenta, además que España ha sido en 2021 líder a nivel mundial en la organización de estas citas y que dispone de recursos como palacios de congresos o espacios y edificios singulares que cada vez son más demandados para celebrar estas reuniones. También, como consecuencia de la pandemia, que es la que ha modificado el estilo de estos encuentros, Violeta Matas remarcó que sigue siendo necesario mantener las medidas de seguridad.

«La incertidumbre y la inestabilidad será algo normal a partir de ahora, por lo que hay que trabajar con cautela y confianza. Trabajar con personal cualificado, y establecer relaciones comerciales de manera muy segmentada no de manera masiva», explicó la secretaria técnica del Spain Convention Bureau, tras incidir en que antes de la pandemia los congresos se organizaban con hasta tres meses de antelación, mientras que ahora este tiempo se ha reducido incluso a menos de un mes, lo que genera nuevas circunstancias a los implicados en este sector, ante la cantidad de implicados, participantes y que recursos que mueven estos encuentros.

«Hay que crear una marca para potenciar el turismo de congresos»