viernes. 01.07.2022
                      DL15P11F4-20-52-05-2.jpg
DL15P11F4-20-52-05-2.jpg

El propietario del restaurante Kamín, defendió otra forma de hacer hostelería y apostó por educar a los clientes en un nuevo horario. «Hay que darle la vuelta a la tortilla y pensar cómo poder organizarlo para que sea un negocio sostenible. Aunque un restaurante tenga mucho de romántico, hay que tener en cuenta el horario de los trabajadores», señaló, para apostar por «educar a todos», en relación a los turnos de comidas y cenas que ya ha implementado en su restaurante. «Debería de haber bastantes cambios para que haya gente que de verdad se quiere dedicar a esto, porque ahora ha jornadas de hasta catorce horas», señaló el joven cocinero leonés durante su intervención.

«Hay que educar al cliente para que respete el horario de los trabajadores»