sábado 28/5/22

El rector de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín, reclama una Ley de Ciencia que regule de una vez por todas la carrera profesional. Esa ley se pide desde que él comenzó los estudios universitarios y aún no se ha materializado.García Marín realizó esas declaraciones en el acto festivo del patrón de la Universidad leonesa, San Isidoro, una figura que reivindicó como el mayor erudito y el primer enciclopedista. Precisamente el perfil científico que encarnó este defensor de la verdad del siglo VII es el que quiere potenciar la ULE para garantizar un mejor futuro.

El rector aseguró que espera con impaciencia que no se demore la aprobación de esa Ley de la Ciencia, porque es muy «necesaria para el desarrollo científico de nuestro país y de los profesionales involucrados en la misma». Cree que esa normativa evitaría «la situación de incertidumbre y de inestabilidad que en estos momentos afecta a la carrera científica» por dar contratos de 1.100 euros a los alumnos con mejores expedientes que dudan, además, de su continuidad.

García Marín cree que la ciencia interesa cada vez más a la sociedad, y ésta confía en el trabajo llevado a cabo por los científicos. Como ejemplo citó la muestra Expociencia que se inauguró en el Palacio de Congresos de León.

También se mostró satisfecho por poder celebrar San Isidoro «casi como antes de la pandemia (la mascarilla era obligatoria)», aunque recomendó «ser muy prudentes» recordando que la incidencia de la infección sigue aumentando.

Marín tuvo palabras de agradecimiento para todos los que se han vacunado, e incidió en que «la ciencia, con mayúsculas, ha logrado este control en un tiempo impensable hace años, gracias a toda la investigación básica desarrollada con anterioridad, especialmente en los centros públicos, asociados en su aplicación posterior con las empresas privadas dedicas al desarrollo biotecnológico». Un ejemplo que destacó «para el futuro».

El Rector se dirigió, además, a los premiados y doctorados para reconocerles sus años de esfuerzo y dedicación. «Estamos aquí para celebrar vuestros éxitos y vuestras ilusiones». De cara a su futuro, les habló de las próximas convocatorias de plazas, y recordó que desde que accedió al rectorado, «la incorporación de profesores e investigadores jóvenes y bien preparados ha sido una de mis mayores preocupaciones». En el discurso también se refirió al crecimiento de la Universidad de León en proyectos de investigación y transferencia. «Toda mi vida profesional he mantenido que la Universidad no es una entidad cerrada, sino todo lo contrario, y debe conocer, participar y transferir sus conocimientos a su entorno, para beneficio de la sociedad y de nuestros estudiantes».

Por esos motivos, el rector indicó que su equipo continuará «con ese esfuerzo, generando más alianzas locales, regionales, nacionales e internacionales, y participando activamente en el entorno». El propósito es el de realizar una «función tractora de progreso cultural y económico». García Marín destacó la apuesta y apoyo a la ubicación en León de la incubadora de la Agencia Espacial Europeo y la dinamización del territorio mediante los programas Campus Rural o Ralbar’

Felicitó a quienes cumplen 25 años de servicio, quienes se han jubilado y quienes fallecieron en el pasado curso. También condenó enérgicamente la guerra en Ucrania, la invasión, al tiempo que destacó la manera en que la ULE ha respondido «con rapidez y eficacia para acoger e integrar a estudiantes y profesores e investigadores».

El rector reivindica una Ley de Ciencia para regular ya la carrera profesional
Comentarios