sábado 27/2/21
Tribunales

Roba 63.000 euros en la casa para la que trabajaba y le caen 3 años de cárcel

Más de la mitad del botín eran joyas que vendió en un compra oro con ayuda de su hijo
Fachada de la Audiencia Provincial, que dictó la sentencia. RAMIRO

La Audiencia Provincial condenó a tres años y medio de prisión a una mujer que trabajaba como responsable de las tareas domésticas en una casa y a cuya dueña sustrajo joyas y dinero por valor de 63.000 euros, que vendió en un compra oro de la capital con ayuda de un cómplice, condenado a un año y medio de cárcel como autor de un delito de receptación.

La sentencia considera probado que la acusada, trabajó como empleada de hogar, y desde el mes de octubre de 2015 al 25 de noviembre de ese mismo año de 2015, , utilizando sin autorización ni consentimiento alguno la llave y la combinación que su empleadora había depositado dentro en un sobre cerrado en el interior del armario de un dormitorio de la vivienda, abrió la puerta de la caja fuerte donde la se guardaban joyas, monedas de oro y dinero en efectivo y sustrajo, en distintas fechas y en varias ocasiones, joyas y monedas de oro cuya titularidad correspondía a la denunciante.

Asimismo la acusada, utilizando el mismo procedimiento que el empleado para las joyas y las monedas de oro, sustrajo de la referida caja fuerte de la denunciante la cantidad de 33.400 euros en efectivo, que también pertenecían a esta.

De película
Del dinero sustraído, más de 6.000 euros fueron recuperados tras ser hallados bajo el colchón

Consta también demostrado que, con posterioridad a estos hechos, un cómplice hijo de la acusada, puesto de común acuerdo con ella y con pleno conocimiento de la procedencia ilícita de los objetos, pues sabía que habían sido sustraídos por su madre de la vivienda donde trabajaba, vendió entre el día 29 de octubre de 2015 y el día 23 de noviembre de 2015, en un establecimiento de compra oro parte de las joyas y monedas de oro sustraídas por su madre, recibiendo por el precio de las ventas la cantidad de 27.770 euros.

Asimismo, el acusado vendió también otra parte de los objetos sustraídos en un negocio, entre los días 23 y 25 de noviembre 2015, recibiendo por ello en concepto de precio la cantidad de 3.685 euros.

Parte del precio obtenido con la venta de las joyas y monedas de oro, era entregado por el hijo a quien las habías sustraído, es decir, la también acusada y madre quedándose él con el resto.

La policía recuperó y entregó provisionalmente a su propietaria una parte, por un valor de 13.940 euros. No se llegaron a recuperar otros objetos por 41.465 euros. De los 33.400 euros en metálico, se recuperaron 6.750 euros que ocultaba debajo del colchón de la cama donde dormía y 3.685 euros que llevaba en el interior de su bolso cuando fue detenida.

Roba 63.000 euros en la casa para la que trabajaba y le caen 3 años de cárcel
Comentarios