jueves. 29.09.2022

Con casi cuarenta años de antigüedad, 45 viviendas (distribuidas en cuatro portales) de las calles Demetrio Monteserín y Doctor Fleming consiguieron en 2016 formar parte de un proyecto de rehabilitación energética, englobado en el ARU León Oeste. Un ejemplo de las intervenciones realizadas en la zona, con un proyecto de la mano de Fernando Liébana (Urbaq Arquitectos), cuyo trabajo logró un ahorro del consumo energético global del 48,7% y un 58,7% en el caso de la factura de calefacción. Para ejecutar la envolvente térmica actuó en varios frentes con el objetivo de garantizar la ventilación de la fachada y mejorar su aislamiento: la cara oeste del edificio (una parte ciega cubierta de ladrillo, la fachada interior que da al patio y la cubierta, todos estos pasos incluidos en las medidas pasivas). «De manera que pudimos generar un abrigo completo», explica. También hubo medidas activas: instalación de los contadores individuales de calefacción, impermeabilización del patio y las obras para la accesibilidad de los cuatro portales. El gres de porcelana de gran formato elegido para revestir la fachada cambió por completo la imagen del edificio y modernizó su estética. La obra completa supuso 528.000 euros y para su financiación los vecinos lograron 8.000 euros de subvención por vivienda, de manera que tuvieron que pagar casi 3.000, lo hicieron en cuotas durante 24 meses.

El salto eficiente de edificaciones de los 80 al siglo XXI