jueves 27/1/22
La asociación de San Mamés se opone al acuerdo. RAMIRO

A la segunda parece que tampoco irá la vencida. La propuesta para la delimitación de los barrios de León, que quedó sobre la mesa en el Pleno del pasado mes de mayo, vuelve a tropezar con la falta de consenso que reclaman los grupos de la oposición municipal para apoyarla. Pese a que en las últimas semanas ha vencido las reticencias de Puente Castro, que opta por el respaldo pese a que reclamará en un alegación unos terrenos que defienden que les pertenecen, el concejal de Participación Ciudadana, Nicanor Pastrana, no ha logrado sumar a San Mamés. La ausencia de su firma bloquea como consecuencia la rúbrica de la federación de asociaciones de vecinos Rey Ordoño II, que había requerido una postura unitaria para suscribir el proyecto promovido por el concejal expulsado de Podemos que forma parte del equipo de gobierno junto al PSOE. En este escenario, el expediente volverá mañana al Pleno, donde tan sólo el apoyo de la UPL o Cs, que se reservaron el voto en la comisión informativa, podría hacer que avanzara.

El plan encalla en la oposición de San Mamés. La asociación vecinal insiste en que «no se pueden agrupar barrios porque sí», después de que en la nueva propuesta hayan decidido unificarles dentro de una unidad con San Lorenzo y La Palomera. La medida intentaba limar el roce con estos últimos por la raya que marca la frontera: mientras ellos defendían que era la avenida San Juan de Sahagún, en el lado opuesto proponían que se fijara en la avenida Nocedo. «Abrir este melón no hacía falta. Se ha creado un problema donde no existía», insiste el presidente del colectivo, Jaime García, quien reseña que estarían dispuesto a que «se hagan distritos más amplios, como los postales, pero no a una agrupación sin ningún sentido».

La postura no se doblega ni siquiera con el compromiso de Pastrana de que «la delimitación oficial de barrios es un primer paso para dotar de estructura de Participación Ciudadana» al municipio, tras la cual «se podrá dar un segundo paso consistente en agrupar barrios ya delimitados para conformar los distritos o ‘conceyus vecinales’, los cuales se dotarán del correspondiente órgano colegiado, de naturaleza eminentemente vecinal, donde las asociaciones y federaciones de vecinos y el resto de asociaciones ciudadanas serán uno de los referentes». «Harán posible descentralizar la gestión municipal acercándola a los vecinos en los barrios», como apuntó el concejal en la comisión informativa.

Pastrana insiste en que la delimitación sirve para «dotar al Ayuntamiento de León de una herramienta organizativa que hará posible optimizar la gestión de los recursos y servicios municipales». «A modo de ejemplo, va a permitir elaborar estadísticas fiables sobre el número y tipo de incidencias presentadas por los vecinos», como detalla el edil, quien apostilla que «sólo unas estadísticas fiables pueden ofrecer información útil para una mejor atención de cada barrio según el tipo y número de incidencias se den en él, así como para elaborar planes municipales de actuación con mayor fundamento».

San Mamés tumba el consenso de Pastrana en la delimitación de barrios