lunes 16/5/22
                      El regidor leonés y el grupo de trabajo de Paradores. BENITO ORDÓÑEZ
El regidor leonés y el grupo de trabajo de Paradores. BENITO ORDÓÑEZ

La reforma y ampliación de San Marcos, la segunda fase del plan que preveía reconstruir el hostal, salió a relucir en Fitur, como «una exigencia» de la ciudad de León al Gobierno de España. Con este matiz enfatizó el alcalde de León, el socialista José Antonio Diez, el contenido de su reunión con Pedro Saura, presiente de Paradores, al que expresó la necesidad pendiente y que no acaba de satisfacerse, desde hace ya cinco años, con el emblema leonés del turismo.

El encuentro de Diez y Saura se produjo tras ventilar una convocatoria de la red de Juderías, a la que pertenece la capital leonesa. Y luego se centró en el hostal, que espera un gesto con la segunda fase, que requiere de una inversión de treinta millones de euros, aún sin dotación para levantar un edificio de nueva planta que permita a San Marcos alcanzar la oferta de 180 habitaciones, frente a las 51 con las que reabrió una vez que quedó lisiada la reforma prevista, anclada en la parte histórica.

«Le he planteado al presidente de Paradores la necesidad clara que tiene la ciudad de León de que se acomete la segunda fase de San Marcos, y la necesidad que tiene Paradores de que se afronte este inversión», introdujo el alcalde de León sobre el motivo que cerró la reunión con Saura. ««Ya no es una reivindicación, es una exigencia de la ciudad de León al Gobierno de España», extendió el edil leonés ante una demanda al ejecutivo central con el que comparte militancia y afiliación política.

Diez dijo que Pedro Saura es «consciente del beneficio que para la ciudad y para Paradores representará culminar» esa segunda fase del Parador, que «redundará en beneficio tanto de Paradores como de la ciudad». «Ha tomado una vez más debida nota de esta exigencia de la ciudad de León», ha puntualizado el alcalde. El Hostal San Marcos mantuvo tres años las puertas cerradas para afrontar una reforma integral que se quedó a medio hacer, y reabrió con una cuarta parte de la oferta anterior.

«San Marcos es una exigencia de la ciudad de León al Gobierno»