sábado 31/10/20

Un sector sin horizonte

Al sector servicios le costará dejar atrás la crisis económica que ha precipitado la pandemia del covid. El consumo ha caído por encima del 50% y el horizonte al que se enfrentan los miles de empresarios que desarrollan esta actividad no invita al optimismo. Hay muchos bares, restaurantes e, incluso, hoteles que continúan con la trapa bajada porque apenas hay negocio. Cuatro mil trabajadores siguen inmersos en un Erte, aunque a lo largo de la emergencia sanitaria hubo más de 24.000. Las ayudas apenas llegan para cubrir algunos gastos y las deudas son ya inasumibles para muchos emprendedores que no volverán a abrir las puertas de sus tiendas, bares o restaurantes.

Un sector sin horizonte