lunes 23.09.2019

La sede de Intervención de Armas gana 200 m2 y atiende a 40 personas al día

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, acompañada por el general de brigada jefe de la XII Zona de la Guardia Civil, Clemente García Barrios, visitó ayer las obras realizadas en la Intervención de Armas de la Comandancia de la Guardia Civil, con una inversión de 162.000 euros, que han permitido aumentar su superficie en 200 metros cuadrados y habilitar un acceso directo a las nuevas oficinas desde la calle Fernández Ladreda. «Con esta ampliación se ofrece un mejor trato a los ciudadanos y se mejoran las condiciones de trabajo de los guardias civiles. También se aumentan los niveles de eficiencia en el control administrativo de armas y explosivos», dijo.


Desde esta oficina, donde trabajan siete agentes, se gestionan 25.614 armas, amparadas por 15.865 licencias, con una atención al ciudadano que alcanza una media de 40 personas diarias. Se comunica con la sala de Intervención donde colaboran otros siete guardias. Según expresó la delegada, «este Gobierno es consciente de que la Guardia Civil tiene que trabajar en las mejores condiciones posibles y que nuestros agentes tienen que disfrutar de unas infraestructuras dignas para llevar a cabo su trabajo».


Martín también mostró su preocupación por el incremento de los delitos contra la libertad sexual, con un 25% más de procedimientos en el último año en Castilla y León.

La sede de Intervención de Armas gana 200 m2 y atiende a 40 personas al día