domingo 9/8/20
Tribunales

Una sentencia obliga a unos padres a permitir a los abuelos ver a sus nietos

El Juzgado de Familia de León estipula que se pueden arbitrar mecanismos para hacerlo
La sentencia establece un referente en relaciones de nietos y abuelos. DL
La sentencia establece un referente en relaciones de nietos y abuelos. DL

El Juzgado de Primera Instancia número 11 de León (Familia) considera en una sentencia que los abuelos de una niña de doce años tienen derecho a ver a su nieta, pese a la manifiesta oposición de los padres de la adolescente, a causa de la mala relación entre el abuelo materno y su yerno.

La sentencia, que obra en poder de este periódico, señala que hasta el año 2015 existía una relación normalizada entre los abuelos y las nietas. «A partir de 2015 se produce un enfrentamiento entre el abuelo y los padres, dando cada una de las partes una versión diferente sobre los motivos que han originado el conflicto. Desde el año 2017, los abuelos, representados en este procedimiento por Armesto & Bardal Abogados no mantenían ningún contacto ni comunicación con las menores (excepto algunos contactos esporádicos en una sociedad recreativa de la que todos son socios). El principal problema a la hora de encauzar las visitas eran los posibles comentarios negativos y descalificaciones hacia los padres que pueda ofrecerles el abuelo, hecho constatado por las técnicas del equipo psicosocial».

El quid de la cuestión
La niña se negaba a quedarse sola con el abuelo ante las críticas constantes al padre

La menor, en su exploración, manifestó su deseo de relacionarse con los abuelos maternos, pero manifestó de forma clara y reiterada que de ninguna manera quiere quedarse sola con su abuelo en su domicilio. «A partir de estas consideraciones, se considera beneficioso para las menores que reanuden su relación con la abuela materna respecto de la que no existe conflicto familiar siendo el deseo de la menor que cuenta doce años de edad relacionarse con ella y hacia la que no existe ningún temor ni reticencia. Realmente, la abuela materna es la gran perjudicada del conflicto familiar existente entre el abuelo y su hija y su yerno, y, aunque esa opción no la contemple si quiera el abuelo, si solo hubiera que establecer visitas con la abuela materna la mejor opción para su desarrollo sería en el domicilio de las menores, en presencia de uno de los padres para prestarle la ayuda y asistencia necesaria y con una frecuencia de tres horas un sábado cada tres semanas».

INFORME DE VALORACIÓN

El informe de valoración del equipo psicosocial, teniendo en cuenta esta situación entiende que resulta razonable y realista la propuesta de los padres con carácter subsidiario, tanto por el enfrentamiento familiar actual como por la posibilidad de llevarse a cabo los encuentros en otros contextos, en este sentido en el acto de la vista, las técnicas indicaron que seria aconsejable que los primeros cinco encuentros se desarrollarán los sábados con una frecuencia de tres horas cada dos semanas en el la sociedad recreativa porque es un entorno neutral y hay un control social ajeno para evitar que en los primeros encuentros se realicen comentarios que puedan molestar.

Aclararon que en su informe tuvieron en cuenta la situación de la abuela y que ella no se pudiera trasladar al club social para ver a sus nietas porque con la abuela no existe conflicto y no hay relación que restaurar. Con la persona con la que hay que restablecer la relación es con el abuelo, por ello entienden que se deben iniciar las visitas en el recinto de la sociedad recreativa con el abuelo y luego las visitas podrían desarrollarse en el domicilio familiar de los abuelos, como solución para remediar la desavenencias existentes entre las partes.

Una sentencia obliga a unos padres a permitir a los abuelos ver a sus nietos