miércoles 2/12/20
Sanidad

Los sindicatos sanitarios preparan más protestas y Mañueco insta al diálogo

El presidente de la Junta empeña su palabra en que cumplirá lo negociado en la Mesa de Sanidad
Sanitarios ante la fachada del Hospital de León durante la jornada de protesta que llevaron a cabo el pasado jueves. JESÚS F. SALVADORES
Sanitarios ante la fachada del Hospital de León durante la jornada de protesta que llevaron a cabo el pasado jueves. JESÚS F. SALVADORES

Los sindicatos sanitarios preparan nuevas movilizaciones, tras el éxito de la protesta convocada el pasado jueves a las puertas de los hospitales y los centros de salud por la falta de medios y de planificación y contra el «decretazo». Un documento que deja a estos profesionales «como marionetas en manos de Sacyl , que nos podrá mover a otras provincias si necesiten refuerzos para luchar contra la pandemia, que imposibilita la conciliación de la vida familiar y laboral y que puede modificar los turnos y la carga de trabajo», señalan. El objetivo es lograr que la Junta retire el decreto, por lo que planean una marcha que concluya en la consejería de Sanidad y otras acciones la próxima semana.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, insta a retomar el diálogo y empeñó ayer su palabra de que cumplirá los acuerdos que se alcancen en la Mesa Sectorial de la Sanidad en la que se tienen que negociar las condiciones laborales de los sanitarios. Garantizó que no hará nada que no esté negociado.

Reconoció que la Junta necesita realizar un «esfuerzo» para «explicar mejor» el contenido y el objetivo de ese decreto, al que se refirió como un marco jurídico general desde el que «impulsar» la negociación. Fernández Mañueco quiso enviar un mensaje de «tranquilidad y de diálogo» y reivindicó su «política de mano tendida».

Mensaje de gratitud
Fernández Mañueco trasladó su «comprensión y cariño» a los profesionales por su extenuante trabajo

«No se va a hacer nada que no esté negociado en la Mesa de la Sanidad», reiteró. También señaló que cuestiones como las condiciones de trabajo de los profesionales se «diseñarán» en esa mesa sectorial con el objetivo último de adaptar el sistema a los momentos críticos que se puedan padecer, si bien destacó que parece que la pandemia está «dando un respiro ante el que no se debe bajar la guardia»o.

El presidente trasladó su «comprensión» y «cariño» a los sanitarios que salieron a la calle y a los que no lo hicieron. Reiteró su «reconocimiento y mensaje de gratitud» hacia ellos por el trabajo «a veces extenuante» realizado desde el inicio de la pandemia para cuidar a quienes más lo necesitan y, en general, a toda la sociedad.

Del elogio al decreto
Los empleados del Sacyl rechazan el documento que ven como un atentado a sus derechos sin precedente

En la concentración de esta semana contra el documento, médicos, enfermeros, tcaes, auxiliares, celadores, informáticos, fisioterapeutas y de todas las categorías de Sacyl mostraron su hartazgo por la situación en la que trabajan. Reconocieron que «muchos estamos rotos física y emocionalmente ante lo que estamos viendo, y estamos realizando un sobreesfuerzo en el intento de atender a toda la población». No entienden cómo desde el Ejecutivo autónomo, que tanto los elogió, aplaudió y prometió reconocimiento eterno, ahora les «maltrata y nos quiere amargar la vida».

Villarig pide que sea voluntario

Por su parte, el presidente del Consejo de Colegios Médicos de Castilla y León, José Luis Díaz Villarig, reiteró ayer la petición para retirar el «decretazo». A su juicio, la clave para poder culminar la negociación entre la Junta y los sindicatos sanitarios sobre los derechos laborales es «la voluntariedad», no la imposición al personal de traslados forzosos entre provincias donde falten recursos humanos como prevé la propuesta inicial del Gobierno autonómico. Villarig también reclama que el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, «se retire» de estas negociaciones al tratarse de «un tema de la consejera de Sanidad y del presidente de la Junta», quien en su opinión tiene «la última palabra», pero a quien ve en «un problema».

Los sindicatos sanitarios preparan más protestas y Mañueco insta al diálogo
Comentarios