lunes. 03.10.2022
Tribunales

Sólo una víctima declaró en sede judicial por el caso de la burundanga en tres años

La instrucción no ha experimentado novedades desde mayo
                      La acusada y una víctima entran en un cajero del alfoz. DL
La acusada y una víctima entran en un cajero del alfoz. DL

Tres años después (se cumplen hoy) de que estallara el caso de la burundanga, solamente una víctima ha declarado en sede judicial, según explican las partes personadas en la causa, que no tienen constancia de notificaciones recientes desde que en mayo se redactara un nuevo auto de apertura de juicio oral, a la espera de las calificaciones provisionales.

«Se deja sin efecto, por el momento, la imputación de la sospechosa, que continuará con la calidad de investigada en la causa, debiendo la jueza proceder a conforme se expone en el razonamiento jurídico quinto de este auto, siendo por su resultado como con libertad de criterio, podrá decidir lo que estime procedente en Derecho respecto a las nuevas diligencias a practicar o a la resolución a dictar», reflejaba el último auto dictado por la Audiencia Provincial para resolver un recurso.

La causa abierta por la intoxicación de siete personas con escopolamina (burundanga) presuntamente ideada por una joven leonesa que se encuentra investigada por estos hechos y que ideó el plan supuestamente para obtener un beneficio ilícito, salió a la luz tras la detención tal día como nuevo retraso tras ser enviada a prisión tal día como hoy hace tres años la acusada. Los hechos datan de enero de 2019, si bien es cierto que de por medio la pandemia paralizó parte del recorrido judicial del caso.

Disquisiciones

Hubo diatriba sobre la consideración del delito como homicidio en tentativa o estafa

Fue ordenada entonces la práctica de las diligencias y averiguaciones que contribuyan al esclarecimiento de los hechos, «decretando la realización de cuantas diligencias se han solicitado por las partes, además de las expresamente pedidas por el Ministerio Fiscal, tras lo cual deberá dictar nuevo auto de apertura del juicio oral que recoja, además de los delitos señalados por las acusaciones particulares, los de falsedad documental, robo con violencia y estafa, cometidos por la investigada, y un delito de tentativa de homicidio con dolo eventual en concurso real con un delito de robo».

¿Homicidio o estafa?

El auto no recogía inicialmente todos los delitos presuntamente cometidos, como son, entre otros, los delitos de estafa, homicidio en grado de tentativa y falsedad en documento público, privado y mercantil; estima que, una de las diligencias que no se han practicado, aunque no la única, es por ejemplo la de determinar si las lesiones que se produjeron a los perjudicados o a alguno de ellos, como consecuencia de la actuación presuntamente cometida por la investigada, podrían haber sido mortales y, en su caso, si fue como consecuencia de la rápida asistencia sanitaria lo que impidió el fallecimiento, dado que es básico para fijar el tipo penal por el que deben guiarse a la hora de realizar el escrito de acusación.

Más cargos

La sospechosa está en prisión de nuevo por hacerse pasar por empleada de paquetería

Consideran algunas de las partes que no se han realizado las diligencias y averiguaciones imprescindibles para poder tener los elementos de juicio necesarios para la continuación del proceso con garantías, no habiéndose tomado siquiera declaración judicial a las víctimas (solo a una de ellas) a fin de concretar los delitos, habiendo realizado esta conductas muy dispares con los distintos perjudicados, lo que sin duda da lugar a la comisión de distintos tipos penales.

Otra causa pendiente

La imputada volvió a ingresar en el Centro Penitenciario Provincial de Villahierro tras ser detenida por la Guardia Civil, acusada de hacerse pasar por empleada de una empresa de paquetería rápida para cometer presuntamente robos en domicilios.

Había sido puesta en libertad hace ahora dos años y medio, a la espera de la instrucción de su primera causa, a la que ahora se le unirá una segunda imputación. Fue el pasado mes de junio.

El auto de ingreso en prisión fue dictado por el Juzgado de Instrucción número 3 de León y especificaba la apertura de diligencias relacionadas con una serie de presuntos delitos contra el patrimonio por la sospechosa y otro joven que también fue detenido, tras hacerse pasar por empleados de una empresa de paquetería rápida para cometer supuestamente robos.

Las dos causas siguen caminos separados y en principio no tienen relación.

Sólo una víctima declaró en sede judicial por el caso de la burundanga en tres años
Comentarios