martes 15.10.2019
Empresas

Soltra abre nueva sede en Onzonilla, alcanza los 1.000 empleados y busca a 50 personas más

FERNANDO OTERO
FERNANDO OTERO

La integración socio-laboral es posible. El mejor ejemplo lo constituye la empresa Solidaridad y Trabajo Virgen del Camino (Soltra), que ya da empleo a un millar de personas con distinto grado de capacidad en la provincia (550), México (400) y Dinamarca (35) y, tras 19 años de implantación en León, apuesta por seguir creciendo.

 

De hecho, acaba de adquirir la nave de la empresa Teleno en la localidad de Onzonilla para ampliar su línea de automoción. «Los clientes saben que nuestra plantilla es eficaz y por primera vez, vamos a encargarnos del montaje de los focos de los vehículos y no solo del cableado que se conecta a las luminarias, como hasta ahora», explica el gerente, José Antonio Idoeta.

 

La sede de Onzonilla arranca con medio centenar de trabajadores con alguna minusvalía, pero Soltra ya está buscando a otros 50 empleados, tanto para esa nueva línea como para las instalaciones que funcionan en La Virgen del Camino, donde la compañía inauguró en 2017 un área de 2.300 metros cuadrados de lavandería que suma 90 puestos. El taller incorporó la última tecnología en lavado y planchado y gestiona nueve toneladas de ropa diarias de hoteles de la Cornisa Cantábrica y residencias.

 

«Empezamos con la lavandería cuando llegó la crisis de automoción, y ha ido creciendo y convirtiéndose en una línea de negocio importante dentro de la estructura de la empresa. Sobre todo, trabajamos para fuera, en un radio de 300 kilómetros cuadrados», explica.

 

Idoeta destaca que Soltra trae a León trabajo, el que les encargan varias multinacionales. El 88% de su cifra de negocio llega de fuera de la Comunidad. La empresa genera, además, un retorno de 3,5 veces la ayuda que reciben. Como sociedad sin ánimo de lucro, no reparten beneficios, sino que los reinvierten en buscar más oportunidades de trabajo para las personas con discapacidad y crear sinergias.

 

En su expansión, también abrieron el pasado mayo un primer supermercado en Puente Villarente, de la mano de Vegalsa-Eroski. Son 200 metros cuadrados con productos de primera necesidad que, según el gerente, están siendo muy agradecidos por los vecinos de la zona. Con la tienda afirma que resolvieron dos ideas, dar ocupación a personas con discapacidad (8) y ofrecer un servicio del que carecía una zona rural. Su plan es seguir abriendo más establecimientos. «El sentimiento que tenemos ahora es que si nos ofrecen algo, ¿por qué no cogerlo?. La discapacidad no existe, existen distintos grados de capacitación y hemos logrado gestionarlo. Nuestra vocación es social y la misión es aportar la mejor herramienta para la inclusión a través del trabajo». Idoeta cree que Soltra es un proyecto del que «todos en León deberíamos sentirnos partícipes y orgullosos».

Soltra abre nueva sede en Onzonilla, alcanza los 1.000 empleados y busca a 50 personas más