jueves. 02.02.2023
Empleo y formación

El talento regresa variopinto y con ganas de innovación

La iniciativa del Ildefe busca retener el talento joven y atraer a emprendedores que quieran desarrollar proyectos en la ciudad
Leoneses que regresaron
Leoneses que regresaron

El Ayuntamiento de León busca retener el talento en la ciudad y atraer a emprendedores que busquen empezar de cero en León. Este fue uno de los motivos para la creación de la agencia de desarrollo local, el Ildefe.

La iniciativa atrajo a varios profesionales de índole muy diversa a la capital leonesa.

La ponferradina Eleanor Estévez acaba de regresar a León. Esta periodista de formación descubrió la comunicación corporativa gracias a unas prácticas en Fgulem, se trasladó a Madrid y Barcelona para seguir aprendiendo, trabajando y especializándose a lo largo de 20 años. Después de dos años como freelance, la pandemia del coronavirus la obligó a dar un giro en su vida y preguntarse si no mejoraría volviendo a León. Desde aquí continúa trabajando para sus mismos clientes pero dispone de más comodidades como pagar «un 50% menos de alquiler por un apartamento mejor», en una ciudad de la que se siente parte: «Preciosa, cerca de la naturaleza y con un ritmo de vida tranquilo». Le gusta la vida contemplativa y gracias a este cambio ha podido retomar viejas aficiones por las tardes, como las clases de baile, pasear, hacer la compra y cocinar para comer sano, disfrutar de más horas de luz.

Para Estévez supone un gran contraste con «el aturdimiento con el que recuerda vivir en Barcelona o Madrid». De esta forma dice también que «ahorra para el futuro».

Eleanor finaliza definiendo a León como «el sitio ideal para el arraigo: bien comunicado gracias al AVE, con precios asequibles que permiten dedicar más recursos al ocio o a hacer planes». En definitiva, «un sitio de oportunidades». Entre sus retos inmediatos está el poder «compartir sus conocimientos a través de formación y consultoría de comunicación para empresas locales». «Es un paso adelante hacia un plan de vida que implica disfrutar de mi profesión pero conciliando el tiempo libre y la salud. León me permite todo».


Eleanor Estévez, periodista.

Por otro lado está el ejemplo de Olga García, que resultó ser el primer caso de éxito de la iniciativa Talento León. Al terminar sus estudios de Ingeniería de Minas en la Universidad de León en 2014 se trasladó a Reino Unido para mejorar su inglés. Desde allí se mudó en 2016 a Estados Unidos para cursar un máster de Ingeniería Tecnológica especializada en Salud y Seguridad Laboral, pero el alto coste de la matrícula la obligó a trabajar como profesora asistente en la Universidad Middle Tennessee para ayudar con el pago.

El posgrado le otorgó la posibilidad de trabajar en numerosos cargos a su gusto, pero con la caducidad de su permiso de residencia cerca optó por volver a España, ya que «sabía que si me quedaba, el camino de retorno se haría más y más difícil».

A finales de julio de 2020, cuando se retomaron las conexiones con España, Olga decidió tomarse unos meses de descanso con su familia en León, y empezó a sondear el mercado laboral de la ciudad sin un objetivo concreto. Se inscribió en Talento León y en octubre empezó a trabajar en la puesta en marcha del sistema de calidad y medio ambiente de una consultora de ingeniería local que desarrolla pistas de pádel y parques infantiles.

Está feliz por desarrollar su trabajo como ingeniera, y piensa: «Lo que tenemos aquí no es comparable con nada en ningún otro sitio». Anima a otros jóvenes profesionales para que busquen oportunidades en León, que destaca por «su calidad de vida, sus espacios naturales y las buenas conexiones para viajar».


Olga García, ingeniera.

Pablo Cano es leonés de nacimiento y estudió Ingeniería Electrónica Industrial y Automática en la ULE. Continuó con su formación cursando un máster en Automática e Informática Industrial en Valencia. Ese posgrado le abrió las puertas del mercado laboral en la ciudad del Turia, programando, diseñando, automatizando y poniendo en marcha bancos de pruebas y baterías de flujo de vanadio.

Soñaba con encontrar un empleo en León, pero también quería seguir aprendiendo y desarrollando sus capacidades profesionales. Hace un par de meses, su pareja, que trabaja en el sector farmacéutico en León, le habló de la plataforma Talento León del Ayuntamiento y se inscribió.

Recibió un boletín con las ofertas de empleo activas ese mes y varias llamaron su atención. Casi sin darse cuenta, estaba inmerso en varios procesos de selección, y desde el 1 de marzo trabaja en Miguélez, aplicando sus conocimientos de Ingeniería al Departamento de Costes y Producción.

«Con anterioridad había participado en otros procesos de selección pero se alejaban mucho de mi ámbito de especialización o no me encajaban por ser un paso atrás en mi carrera». Ahora afronta un reto profesional en León que «es mi casa, mi familia y mis amigos».


Pablo Cano, departamento de costes y producción de Miguélez

Ana Domingo, por su parte, es abogada experta en Derecho Laboral, recursos humanos y mediación, y desempeñó cargos de responsabilidad en Barclays, Prosegur, Valoriza e Ilunion cuando a través de un Interim Management le surgió la oportunidad de trabajar para la multinacional americana Lsne, que acababa de adquirir una empresa farmacéutica en el Parque Tecnológico de León.

Era julio de 2019, y llegó a la ciudad para un periodo inicial de cuatro meses, que se convirtieron en diez «casi sin darse cuenta». No teniendo ninguna vinculación previa con León, su historia es la de una ejecutiva madre de familia numerosa que se enamoró de la calidad de vida que le ofrecía este trabajo y que afirma vivir un «sueño profesional». Año y medio más tarde sigue aquí, gestionando un equipo de 107 personas en crecimiento.

A otras personas que se están planteando buscar un buen lugar para vivir y trabajar les recomienda «no dejar pasar la oportunidad y considerar León, pues es toda una sorpresa».


Ana Domingo, abogada.

María Quintana tiene 34 años y es una asturiana que llegó a la ciudad de la mano su marido Dani, quien se incorporó como investigador y docente a la Universidad de León. Estudió Empresariales con especialización en Marketing, y al concluir la carrera decidió aprender alemán, buscó un destino poco frecuentado por españoles, Konstanz, un pueblo universitario próximo a Suiza, allí acudía a clases de alemán y trabajaba en temas logísticos para el grupo Inditex.

A su vuelta a España buscó empleo en Asturias, y orientó sus pasos al Marketing, que es su auténtica vocación. Después de trabajar en Asturias el traslado a León en 2018 le abrió las puertas a «varias ofertas para posiciones adaptadas a mi perfil, que me ayudaban en mi objetivo de seguir aprendiendo y desarrollar todo el potencial de los trabajos de Marketing». Tras dos años empleada en el sector decidió montar su propia agencia de marketing digital, Antelia Marketing.


María Quintana, propietaria de una agencia de marketing digital

Santiago Scalise es argentino, y desde marzo de este año vive y trabaja en León para la multinacional tecnológica HP Scds como Desarrollador Senior.

Interesado en el mercado laboral español, una búsqueda en Linkedin con el hashtag «relocation» le condujo a la web del proyecto de atracción de Talento del Ayuntamiento de León. Entre las ofertas de empleo que encontró en dicha web había varias que le parecían interesantes, por lo que se apuntó. Así de fortuita fue su ruta hacia León. Cuando pensaba en España «siempre tenía en mi cabeza Madrid o Barcelona, pero las facilidades que encontré en el proyecto hicieron que me interesara».

Refiriéndose al proceso de selección expresó que fue «íntegramente online, fluido, rápido y concreto» para evaluar cuestiones profesionales y personales «con mucho intercambio de formas de trabajo y cultura».

De León le enamoraron «los paisajes de la provincia, y la tranquilidad con que se vive» y le llama la atención «poder recorrer la ciudad de punta a punta caminando en sólo 40 minutos». De su gente opina que «es muy amable y voy de sorpresa en sorpresa, para bien, todo el mundo me ha acogido como uno más».

Seis ejemplos de talento que se fue y volvió. Y otros que se quedaron cuando conocieron el ecosistema innovador de León.


Santiago Scalise, desarrollador senior.

El talento regresa variopinto y con ganas de innovación