lunes 24/1/22
Ernesto González Castañón, que lidera el TedxLeón.
Ernesto González Castañón, que lidera el TedxLeón.

Un movimiento nacido en 1984 que desde 2009 se expande por todo el mundo a través de exigentes licencias. Y desde hace siete años León es protagonista. Hasta el punto de ser el evento más multitudinario de cuantos se celebran en Europa. Ayer volvió a demostrarlo en el Auditorio Ciudad de León, con más de 1.100 personas (el aforo completo, porque las entradas se agotan en unos días cuando se ponen a la venta) que siguieron un año más las ideas y experiencias de personas de todo tipo que merecen ser compartidas. Todo ello bajo la organización de Ernesto González Castañón y su equipo de voluntarios, en una actividad sin ánimo de lucro que más allá de la autofinanciación entrega el beneficio sobrante a organizaciones benéficas.

Step x Step, paso a paso, fue el lema elegido este año como hilo conductor del heterogéneo grupo de oradores que pisó el escenario del Auditorio para exponer vivencias que fueron desde las narradoras a los viajeros, de las feministas con humor a los animadores de cambios empresariales y digitales, del nuevo periodismo a las ‘fake news’. Del big data al humanismo, de la primavera egipcia a los cambios vitales. Divergente y convergente al mismo tiempo ante un público entregado, en el que no faltaron berrinches ante la intervención de Nerea de las Heras y su ‘Feminismo para torpes’. Algunos se revolvieron en los asientos y rezongaron sin respeto, parece que la igualdad tiene aún mucho camino por recorrer. Y esa es también misión de este foro de ideas estimulantes que claman por la apertura de las mentes.

O por la magia de las palabras, la de la astorgana Ana Cristina de las Heras, que aprendió a contar desde el silencio de su abuela y a dar voz a quienes no la tienen en países lejanos. Que dio vida a una residencia de ancianos guardando el secreto de los finales de un día para otro. «Los cuentos hablan de la verdad». Quizá la de Carlos de Vega, periodista leonés por el mundo y analista de los nuevos canales de comunicación. O la de Mariana Hernández, que se tomó a sí misma como una start up e inspira con sus principios de disfrutar del no saber, considerar a los ‘data’ como un aliado de la imaginación y aceptar al error como un amigo para crecer.

Realidades las que ha vivido y sufrido Jorge Traver para encontrar hermanos en cuantos países ha recorrido como viajero precoz e incansable. Dejar nuestro pequeño mundo en casa, apagar el móvil y arropar las sonrisas como regalos son su equipaje. El que dejó Rosa Vañó como ejecutiva de grandes multinacionales para abrazar su instinto de la mano de su hermano y crear una empresa desde el miedo y la temeridad de la ignorancia. Sin perder las raíces.

Esas que cortó Ramón Gutiérrez en el interior leonés para cruzar el Atlántico a remo, entrenando la superación de las barreras mentales más que los brazos o el miedo. Una libertad de la que Nagore de los Ríos pretende tomar el timón controlando los datos personales que reclama a empresas y administraciones. Una libertad que no logró la primavera egipcia que vivió Rocío Lardinois, pero que no vence la resistencia de los incansables activistas.

Como no vence la humanización a las empresas, en la experiencia de Jaume Gurt, que asegura que incluso en el entorno laboral el amor y la voluntad son más fuertes que el látigo. Lo sabe bien Alfonso Alcántara, entusiasta orientador y motivador.

El que no aprende, es porque no quiere.

Ernesto González Castañón, que lidera el TedxLeón. ABOCADOS / ÁLVARO AYARZA

El TedxLeón avanza paso a paso en el camino de las ideas a compartir