sábado. 26.11.2022

Decidió ayer romper su silencio y después de dos días de intensa polémica ofreció su opinión sobre los hechos que han tenido a su mujer en el epicentro de una tormenta de críticas. «Ha sido el mayor error de nuestra vida», reconoce en plural. Lamentó la campaña de «acoso y derribo», a la que según él se está sometiendo a su familia, y se encaró con representantes sindicales a los que culpa en el última instancia de todo lo que ha ocurrido.

Teodoro Martínez aseguró, a través de un comunicado, que fue él mismo quien le comentó a su esposa que había una plaza libre en León «porque había caducado una comisión de servicio desde hacía casi un mes, me preguntó si había muchas solicitudes para ocuparla; creo que no hay ninguna, le dije yo».

Relató, además, que su mujer tomó posesión de su nueva plaza como coordinadora asistencial en la residencia Santa Luisa el 6 y que al día siguiente «comenzó el acoso y derribo». «Han sido tales las barbaridades que han dicho que el 8 por la noche preparó la renuncia y la presentó hoy (por ayer) por la mañana».

El diputado de Cultura comenzó su defensa aludiendo a que su mujer es funcionaria de la Diputación desde 1995, su hermana desde 1983 y su cuñado desde 1986. Él mismo también es funcionario de la Junta desde el 87. «Las circunstancias nos llevaron a los cuatro por el camino de la Administración, sin ayuda de nadie. Entré en política en 1999 por casualidad, sin vocación y sin pertenecer a ningún partido político».

Martínez enfatizó que «varios de los que estos días han hecho declaraciones han estado en comisión de servicio y saben que esta es una situación transitoria y totalmente legal». Lamentó la actitud de «algunos» de los representantes de los trabajadores, de los que aseguró que sólo defienden sus temas.

Y llamó la atención sobre el hecho de que de las cinco plazas que tiene Diputación de coordinador asistencial, todas fueron ocupadas en comisión de servicio por cuidadores, dos de ellas —precisó— por concejales del PSOE y otra por la hija de un sindicalista relevante de UGT.

«Está claro que no se puede aspirar a nada si eres familia o conoces o vives cerca de un político», lamentó el diputado de Cultura.

Teodoro Martínez rompe su silencio: «Ha sido el mayor error de nuestra vida»
Comentarios