jueves 24/9/20

«La tomografía ya es una prueba inicial de diagnóstico coronario»

El cardiólogo Miguel Ángel Rodríguez García, que se incorpora a HM San Francisco, destaca el valor del TAC que se recupera para el centro, que abre la posibilidad de realizar estudios coronarios «con muy poca radiación y en escasos segundos. «Se tarda más en colocar al paciente que en realizar la tomografía y dispone de tanta amplitud que no genera sensación de claustrofobia», explica. Cree que es una técnica «afianzada totalmente» que en el futuro estará «implementa en la práctica rutinaria», porque «ha pasado a ser una prueba inicial de diagnóstico».

Rodríguez recuerda que la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en el país, la primera en las mujeres y la segunda en los hombres, por detrás de los tumores. De ahí «la importancia» de efectuar buenos diagnósticos para prevenir dolencias. En León «es la causa más frecuente de consulta», indica.

«El gran valor del TAC es su capacidad predictiva negativa, es decir, si la tomografía resulta normal existe un sólo 1% de riesgo de padecer una enfermedad coronaria. Sirve para descartar y evita cateterismos y otras pruebas invasivas», apunta. Con una prueba de esfuerzo se detectan seis de 10. «Se nos escapan 4 y en las mejores manos». La otra gran ventaja del aparato que ya funciona en HM San Francisco es realizar el TAC sin contraste para detectar el calcio coronario. «Si tienes más arteosclerosis (más calcio) se genera más riesgo de padecer enfermedad coronaria y si no tienes calcio la probabilidad de tener un evento coronario en 5 años es muy baja».

Para reducir la enfermedad coronaria te recomiendan dieta y ejercicio como medidas preventivas. Los factores de riesgos como la vida sedentaria, el alcohol, la obesidad y el tabaco sólo generan análisis probabilísticos, pero el «TAC da certezas, ves la enfermedad», matiza este defensor de la tecnología en medicina. La máquina permite colorear en la imagen del corazón las partes que se quiera resaltar y medir las placas obstructivas.

Rodríguez trabajó 38 años en el Complejo Asistencial Universitario de León y regresó al Hospital como el primer médico emérito en 2018, una figura creada por Sacyl para aprovechar el talento de los especialistas que destacaron durante su labor asistencial. Esa responsabilidad permite al cardiólogo, de manera altruista y voluntaria, mantener contacto con el equipo de Cardiología.

Tras su paso por la policlínica Santa Ana porque adquirieron el TAC con el que soñaba. Ahora se incorpora a HM San Francisco para aportar su dilatada experiencia en el mundo de la cardiología y el diagnóstico por imagen.

«La tomografía ya es una prueba inicial de diagnóstico coronario»