domingo. 14.08.2022

Una tormenta de piedras y fuego

La segunda tirada de los fuegos artificiales convierte el cielo de la noche de San Pedro en un escaparate en el que replicar la luz de las vidrieras de la Catedral envuelta en el ruido de la pólvora

Al prólogo de la noche de San Juan, que se abrió con un espectáculo pirotécnico antes de la tradicional hoguera, le replicó ayer la propuesta de fuegos artificiales ofrecida por la empresa Xaraiva. La empresa gallega iluminó la noche de San Pedro con una tirada en la que convirtió el cielo leonés en un catálogo de árboles de colores, carcasas y voladores que se deshicieron en el aire para disfrute de los leoneses que no se cansaron de mirar hacia arriba. La sucesión de artefactos cumplió con el anuncio de su título, «Piedra y Fuego»: una propuesta de luz y ruido, compuesta de manera especial para la ciudad de León, en la que se quiso rendir tributo a la importancia de las vidrieras de la Catedral.

Con esta segunda tirada, la capital leonesa cierra sus dos noches de fuegos artificiales de las fiestas de San Juan y San Pedro de este año. Las dos empresas encargadas de las tiradas se han repartido los 55.000 euros del presupuesto para esta actividad.

Una tormenta de piedras y fuego