miércoles. 17.08.2022
Laboral

Los trabajadores de Adif responden a la pérdida de empleo y actividad en León

El comité de empresa tacha el modelo de negocio ferroviario, «alejado de la ciudadanía»

El comité de empresa de Adif en León alerta de las consecuencias de la política de este organismo, que según los representantes sindicales se caracteriza por «un modelo de negocio alejado de las necesidades de la ciudadanía». Los trabajadores de Adif están convocados a una huelga de un mes a partir de finales de febrero en todo el territorio nacional, que se achaca a diferencias con la dirección del Administrador Ferroviario en materia de privatizaciones y externalizaciones de servicios; pero la crisis laboral tiene matices y flecos más profundos en la provincia leonesa, a tenor de la respuesta del comité de empresa a la pérdida de personal y atención a los usuarios.

«La extrema carencia de personal, que se ha ido generando con el paso de los años en esta empresa, tiene el fiel propósito de generar un modelo de empresa alejado de las verdaderas necesidades sociales y económicas de la ciudadanía, un modelo de empresa que apuesta, mediante la externalización de actividades, por el encarecimiento de los costes de gestión de las tareas que tiene encomendadas el gestor de la Infraestructura ferroviaria, muy por encima de lo que supone realizar esta tareas con medios humanos y materiales propios», valora la representación sindical del Adif, en un relato previo a la descripción del deterioro de la plantilla: «El incumplimiento de los ingresos de personal comprometidos en el convenio, que debía estar muy por encima del 110% de la tasa de reposición, provoca que no solo persista la insuficiencia de personal, sino que esta se vea paulatinamente agravada por las salidas derivadas de la elevada edad media de la plantilla».

El comité ferroviario en León repasa el plan de privatización de actividades en numerosas áreas de la empresa, «lo que está dando paso a un gran número de externalizaciones en áreas críticas. De ahí, añaden las fuentes sindicales, se dan multitud de problemas en la ejecución del mantenimiento, por parte de algunas empresas contratadas, con afectación a áreas muy sensibles de la actividad propia de Adif. «La provincia de León es un claro ejemplo de las consecuencias que están derivándose de la preocupante falta de personal y externalización de servicios. Se dejan desatendidas estaciones en localidades como Sahagún, Astorga, Busdongo, La Robla, o Boñar por las mañanas…, otras se atienden con jornadas maratonianas de doce horas. Se ha cerrado también el gabinete de circulación de León y no se asigna personal para los teleindicadores que informan de vías de estacionamiento y retrasos en León. Hay una constante sangría de puestos en mantenimiento de la infraestructura y cada vez mayor peso de las externalizaciones en estas tareas. Puestos fundamentales para la gestión de la circulación, seguridad y regularidad de los trenes se cubren, de forma ya habitual, por categorías inferiores al no haber suficientes trabajadores titulares,perpetuándose la movilidad funcional y geográfica de la plantilla», extiende en un relato de pérdidas de presencia, efectivos y entidad que termina —aseveran—, por incidir directamente en la merma de la seguridad y la prestación de los servicios públicos a la ciudadanía.

Este Comité Provincial de León, de forma unánime, acordó sumarse a cuantas medidas de presión se establezcan desde el comité central, «para revertir esta situación de desmantelamiento de la empresa a la que nos lleva la persistente falta de ingresos de personal».

Los trabajadores de Adif responden a la pérdida de empleo y actividad en León
Comentarios