viernes 3/12/21

Transcom no se lo pone fácil a los representantes de los trabajadores de los centros de Madrid y León, afectados por el ERE, que ayer volvieron a reunirse en Madrid con los responsables de la compañía para negociar las condiciones de los despidos y aminorar, en la medida de lo posible, una decisión que afectará en total a 330 trabajadores, 109 en la capital leonesa.

De momento, unas 140 personas se han adherido a la lista de bajas voluntarias que puso en marcha la empresa tras la presión de los sindicatos para intentar que las salidas fueran pactadas, pero desde Transcom trasladaron ayer durante la reunión que tan solo cogerán al 75% de los inscritos, lo que implicaría que muchos empleados salgan de forma forzosa, algo que los sindicatos presentes en la negociación quieren evitar a toda costa.

De momento, la empresa propuso indemnizaciones de 25 días por año, con un tope de 18 mensualidades y un mínimo de 1.500 euros para los que menos tiempo llevan contratados. La parte social pide al respecto una liquidación superior, de entre 28 y 33 días. También que se busque la voluntariedad y que se eviten los despidos de las personas más vulnerables. Esta semana volverán a reunirse y el miércoles hay convocada una jornada de huelga para protestar por esta medida.

Transcom solo acepta el 75% de las bajas voluntarias