sábado 16/10/21
Tecnología

La Universidad será el centro nacional de la impresión 3D para el sector aeroespacial

El equipo tiene un coste de medio millón de euros, será único en España y llega a través de una convocatoria ministerial
DL3P5F2-18-57-04-8
El prototipo de impresora que llegará a la Universidad de León en tan sólo tres meses. DL

DL3P5F5-19-01-24-5

DL3P5F6-19-02-26-8

DL3P5F4-18-59-03-1
Algunas piezas que podrían imprimirse y que serán útiles para sectores como el aeronáutico o el biofarmacéutico. DL

La Unidad de Fabricación e Impresión 3D de la Universidad de León, vinculada a la Escuela de Ingenierías Industrial e Informática y Aeroespacial crecerá este año con una nueva impresora única en España que permitirá fabricar piezas para el sector aeroespacial. Este nuevo equipo imprime con materiales cerámicos —lo más habitual es el plástico o el metal— mediante la técnica de estereolitografía y sinterizado sobre polvo cerámico refractario, creando piezas a partir de partículas de zirconia, nitruro de silicio, zirconia estabilizada con óxido de itrio, sílice, alumina, hidroxiapatita y alumina-zirconia y combinaciones de éstos, según explica el responsable de la unidad, Joaquín Barreiro, quien añade que entre las ventajas de estos materiales está que tienen un punto de fusión muy elevado, es decir, que aguantan temperaturas muy altas, por encima de los 1.200 grados, y, a su vez, también temperaturas criogénicas, muy bajas, por debajo de los cien grados.

La nueva impresora tiene un coste cercano al medio millón de euros y llegará en tres meses a la Universidad de León. El importe será sufragado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades a través de una convocatoria de infraestructuras científico-tecnológicas singulares de primer nivel y que llegará a Vegazana respaldada por el completo equipamiento con el que ya cuenta la Unidad de Fabricación e Impresión 3D.

EN EL MIC

Barreiro concreta que el objetivo de la convocatoria ministerial es que no se repitan equipos en España, con lo que la Universidad de León se convertirá en un referente a nivel nacional tanto para la investigación como para las empresas del sector aeroespacial. «Podremos trabajar en proyectos españoles aeroespaciales para aportar la tecnología con la que contamos y después también podremos dar el salto a la investigación a nivel europeo», explica Barreiro, quien también es el director de la Escuela de Ingenierías, en relación a las singularidades de esta impresora. Además, las piezas no son reactivas, por lo que también podrán ser empleadas para el sector bio o la medicina.

Condiciones severas
Las piezas soportan temperaturas extremas, hasta los 1.200 grados y los cien bajo cero

La Unidad de Fabricación e Impresión 3D está ubicada en el Módulo de Investigación Cibernética de la Universidad de León y será preciso adaptar el servicio, ya que como indica Joaquín Barreiro la máquina necesita dos hornos: uno para eliminar el material ligante y otro donde se generan muy altas temperaturas para sintetizar el material cerámico y unir las partículas, a fin de que se solidifiquen a través de proceso químico.

La Universidad de León pone todo el equipamiento de la unidad a disposición no sólo de los investigadores de Vegazana y Ponferrada, si no que también está al alcance de otras universidades o centros de investigación como el CSIC, además de a las empresas «para dar soporte y asesoramiento en el desarrollo de componentes dentro de sus actividades de I+D+i». Junto con la nueva impresora de material cerámico, la Unidad de Fabricación e Impresión 3D de la Universidad de León cuenta con otros tres equipos de alta gama, una para metal, otra multijet que permite imprimir polímeros con piezas en las que se combinan partes rígidas y flexibles y otra de cerámica con base de yeso. Este equipamiento previo, con máquinas también únicas a nivel nacional, fue una de las bazas con las que contó la Universidad de León para alzarse con la nueva impresora en la convocatoria ministerial y que, además, permite y potenciar las opciones que ofrece la institución académica. «La nueva impresora permite completar la gama de materiales que se pueden imprimir», explica el director de la Escuela de Ingenierías de la Universidad de León y, además, del responsable de la Unidad de Fabricación e Impresión 3D.

Las impresoras 3D de la Universidad de León ya hacen piezas para proyectos que se llevan a cabo en el País Vasco o Galicia para el desarrollo de prototipos que requieren piezas muy singulares, además de otros vinculados a la provincia de León. Actualmente, cerca de medio centenar de empresas recurren a los servicios de la unidad que trabaja sin ánimo de lucro. Es decir, el precio que se cobra «es para ir amortizando la maquinaria y para reponer el material», como concreta el profesor de la Universidad de León Joaquín Barreiro.

Actualmente, la Unidad de Fabricación e Impresión 3D de la institución leonesa está integrada por una decena de profesores e investigadores y forma parte de los Servicios de Apoyo a la Investigación, con su correspondiente protocolo de uso.
 

La Universidad será el centro nacional de la impresión 3D para el sector aeroespacial
Comentarios