domingo 29/5/22

Tras dos años sin celebraciones festivas por las restricciones covid, el Ayuntamiento de Villaquilambre retomó ayer la costumbre de financiar las fiestas de sus pedanías con la rúbrica de un convenio que contempla el reparto de 45.000 euros entre las diez juntas vecinales que componen el municipio y que se encargan directamente de contratar las actividades. Un dinero que se reparte en función de la población, de modo que la localidad con mayor número de censados, Navatejera, dispondrá de 11.000 euros, Villaobispo de 7.000 y las más pequeñas de Castrillino o Canaleja, de 1.500 euros.

El Ayuntamiento también aprovechó la cita de ayer para entregar las cuantías procedentes de la aportación a las juntas vecinales en concepto de participación en los ingresos municipales, que ascienden a 36.224 euros, además de la compensación a las pedanías de Villaobispo (12.000 euros) y Villamoros (3.500 euros) por usar los terrenos en los que está ubicada el Aula de la Naturaleza y la Nave Almacén. El concejal de Fiestas Mario Valladares, destacó la importancia de volver a realizar fiestas en el municipio. «Han sido años muy duros para todos, en los que la pandemia nos arrebató la libertad y el disfrute con nuestros seres queridos. Ahora ya podremos».

Villaquilambre aporta 45.000 € para las fiestas de sus pedanías