jueves. 30.06.2022

Lo de Mercedes con los ‘autobomba’… es una pasión añadida.

El término ‘Feurwehr’, acuñado hace 175 años en Baden, referido al cuerpo de bomberos y convertido en una temprana tecnología para la Daimler-Motoren-Gesellschaft.

¿Qué motor Daimler es tan fuerte como 32 bomberos? El de combustión de alta velocidad, datado en 1892, que impulsaba una bomba contra incendios.

El bombeo de agua para la extinción de incendios, requiere mucha energía durante un periodo prolongado de tiempo; así que, el camión de bomberos motorizado por Daimler en 1892, utilizaba un motor bicilíndrico de 3.0 litros y 7 CV, además de una bomba capaz de suministrar 300 litros de agua por minuto aunque, eso también todavía se necesitaban caballos ‘físicos’ para desplazar el vehículo… el motor de combustión solamente impulsaba la bomba de agua.

Si el primer automóvil creado por Gottlieb Daimler en 1886 fue un carruaje de caballos ‘tirado’ por un motor de combustión, también el camión de bomberos era en realidad un carruaje con dirección giratoria clásica.

A finales del siglo XIX y principios del XX, Alemania conocía una rápida progresión de los servicios de extinción de incendios, como lo demostraron experiencias como el gran incendio que sufriría Hamburgo en 1842, que destruyó hasta un tercio de la ciudad.

A consecuencia del desastre, se confirmaba una realidad: había que seguir mejorando las técnicas de lucha contra el fuego; en 1851 se fundaba en Berlín la primera «Feuerwehr» —cuerpo de bomberos— profesional, que todavía sigue operando como «Pompiercorps»

Sólo tres años después de la solicitud de patente para el innovador motor monocilíndrico —1 CV—, conocido como ‘reloj del abuelo’ (1885), a finales de julio de 1888 ya estaba operativo; su ‘bautismo de fuego’ —nunca mejor dicho—, y su eficacia, se pusieron de manifiesto en el voraz incendio de una fábrica de muelles para camas en Cannstatt (1892): durante cinco horas, la bomba suministró agua continuamente hasta extinguir el fuego en la estructura del techo de la fábrica a 20 metros de altura, toda una hazaña en la que intervinieron 32 bomberos.

Cuatro después, el camión construido en 1892 por Daimler, mejoraba sensiblemente su equipamiento y efectividad de uso, tanto por la perfeccionada plataforma del camión, como por la propia ubicación de la bomba de agua justo en el medio del vehículo, además de una efectiva conexión de bayoneta para las mangueras.

Desde 1930 –aproximadamente— las destellantes luces azules advierten hoy de la presencia de un vehículo de bomberos en la vía pública, en la época de los pioneros, los bomberos ‘se conformaban’ con una campana… de ‘estrepitoso’ tañido.

En suma, que desde hace un buen puñado de décadas, el automóvil se ha convertido en un versátil ‘ayudante’ de los cuerpos de bomberos; los fabricantes ofrecen hoy un amplio catálogo, desde la escalera giratoria de casi 70 metros de longitud, y autobombas varias, hasta sofisticados —y potentes— vehículos todoterreno para la extinción de incendios forestales.

Camiones de bomberos… una pasión
Comentarios