lunes 10/8/20

Kia Optima. Imagen... «idem»

Cuatro versiones, motor diésel y una tarifa a partir de 23.950 euros. Kia se lanza al segmento medio-alto con una berlina de generoso espacio interior y marcada estética. La inicial mecánica diésel de 136 CV, se complementará a finales de año con una motorización híbrida de 190 CV.
Kia Optima. Imagen... «idem»

Un millar. Solamente mil unidades del Optima tiene previstas Kia para el mercado español, con una tarifa que arranca en 23.950 euros.

La nueva propuesta del fabricante coreano milita en el segmento medio-alto y, entre otras cosas, sorprende con un golpe de vista que sitúa su diseño a la altura de las mejores pinceladas de sus oponentes europeos para, además de dar la batalla en un importante escalón del mercado, colocar también a Kia en un interesante punto de «rediseño de gama».

Emocional —por diseño—, lujo generalizado —al alcance de un amplio sector de usuarios— y los 7 años de garantía, son las bazas que esgrime Kia con el Optima que, tampoco se olvide, se trata de la segunda berlina más grande en su segmento, justo por detrás del también panorámico Renault Latitude.

Con estos mimbres, el Optima ofrece una habitabilidad de las plazas traseras dignas de una limusina, además de un maletero tan generoso como indican sus 500 litros de capacidad.

Eso, por no hablar de unos acabados interiores que no tienen nada que envidiar a los de sus enemigos naturales y de un equipamiento muy completo y estructurado en tres niveles: «Concept», «Drive» y «Emotion».

Desde el escalón inicial de gama, el fabricante ofrece ESP, 8 airbag, luces diurnas led, radio con CD, MP3, iPod y USB; climatizador automático bizona, control de crucero y asientos delanteros calefactables. Este primer escalón «Drive», tiene un precio de 26.620 euros, que se quedan en 23.950 con el descuento promocional.

El escalón intermedio, «Drive», también viene muy equipado, aunque donde Kia echa el resto es en el escalón superior, «Emotion», con «Start&Stop» (4,9 litros de consumo medio) y un precio de 29.250 euros, cuya dotación de serie incluye elementos propios de escalones superiores al propio de militancia: asistencia al mantenimiento de carril, faros de xenón, techo solar panorámico, inserciones de madera en el interior, navegador con cámara integrada de ayuda al estacionamiento, asientos con regulación eléctrica (el del conductor también con ventilación) y un sofisticado equipo de audio.

El nuevo Optima, monta solamente una mecánica: el nuevo turbodiésel de rampa común y turbo de geometría variable (1.600 bares de presión), que entrega 136 CV y puede unirse al cambio manual o automático (ambos de 6 marchas), cuyo par máximo se sitúa en unos más que interesantes 33,1 metros/kilo desde sólo 2.000 vueltas y, lo mejor, que ofrece una buena relación prestaciones/consumos, «Opti-mizadas» por un también sano comportamiento rutero, habida cuenta que la nueva plataforma —con mayor distancia entre ejes— propicia unas reacciones dignas del segmento en el que juega la berlina de la marca Kia.

En definitiva, que Kia lanza un órdago al mercado de berlinas medio-altas (más de lo segundo) con una propuesta de lo más interesante, tanto por estética como por capacidad y condiciones dinámicas.

Kia Optima. Imagen... «idem»
Comentarios