jueves. 08.12.2022
Motor

Lexus. Futuro… perfecto

¿Qué considera ‘lujo’ la generación Z, los ‘Baby Boomers’?

J. F. Z.

Si no hace tanto la luz eléctrica se consideraba ‘un lujo’, como los teléfonos móviles… a menudo, de la mano del progreso tecnológico y los cambios culturales, cambian los criterios del lujo.

¿Cuáles serán los requisitos ‘indispensables’ del lujo dentro de diez años?

El lujo, lisa y llanamente, ha girado siempre en torno a la calidad, una característica inherente al lujo: el 56% de los encuestados cree que el lujo se describe como un estilo de vida, más que como un conjunto de posesiones, y la mayoría —el 73%— considera que la identificación del lujo, con las experiencias por encima de las posesiones, será tan importante (sino más) en la próxima década.

De cara al futuro, las marcas de lujo se distinguirán por la calidad y el buen servicio: el 86% de los encuestados esperan que las marcas de lujo ofrezcan experiencias excepcionales, como el ‘toque’ personal que supone conocer el nombre y las preferencias del cliente con, incluso, atención al ‘ámbito sensorial’, jugando con los aromas, la iluminación y los estados de ánimo.

Es verdad que hoy ‘nos’ encantan los dispositivos digitales y los avances tecnológicos, aunque la dependencia de esos dispositivos también hace sentir la presión de estar permanentemente ‘enchufados’.

Así que, en la próxima década, muchas más personas asociarán el lujo a la oportunidad de tomarse un tiempo de ‘desintoxicación digital’, alejándose de vez en cuando de las redes sociales, las noticias, el correo electrónico… e Internet.

Los encuestados, quieren que el proceso de compra integre un alto grado de personalización: el 93% espera que las marcas de lujo ofrezcan la misma capacidad que hasta ahora —incluso más—, para poder hacer peticiones ‘especiales’, y más de la mitad (51%) esperan ver más herramientas y elementos innovadores que les permitan personalizar sus pedidos.

También la mayoría de los encuestados (81%) esperan que las marcas de lujo tengan procesos de fabricación respetuosamente medioambientales, mientras siete de cada diez creen que las marcas de lujo deben ejercer liderazgo en cuestiones de sostenibilidad, y están abiertos al uso de materiales innovadores; de hecho, prácticamente la mitad (48%) esperan ver materiales más originales (piel sintética, diamantes de laboratorio…), incluso esperan una intensificación del comportamiento ‘ecológico’ mostrado por las marcas de lujo.

Consecuencia: el concepto de lujo va más allá de lo tangible, considerado como la libertad de disfrutar y centrarse en lo importante.

Aún más, en treinta años, los encuestados prevén que el lujo simbolice la tecnología de inteligencia artificial, el viaje espacial y los vehículos… con capacidad aérea.

Lexus. Futuro… perfecto
Comentarios