jueves 20.02.2020

N Line, en primavera

Tras el i30, i30 Fastback y Tucson, el i10 se convierte en el cuarto modelo de Hyundai con equipamiento N Line, que incluye parrilla frontal y paragolpes específicos, llantas de aleación de 16 pulgadas y luces diurnas de led, elementos que enfatizan un carácter deportivo motorizado por un tricilíndrico TGDi de 1.0 litros y 100 CV (18,0 metros/kilo de par), unido al cambio manual de 5 velocidades.

Su interior hace un guiño al de los coches de carreras: volante y palanca de cambios «N», anillos rojos en las salidas de ventilación y los pedales deportivos, a la vez que los asientos ofrecen un marcado diseño ergonómico. Podrá elegirse entre seis colores de carrocería, combinables con techo bitono.

N Line, en primavera
Comentarios